En 2019 los ataques DDoS fueron pequeños, cortos y más persistentes

  • Endpoint

ataque ddos 2

Imperva mitigó 3.643 ataques DDoS de capa de red y 42.390 ataques DDoS de capa de aplicación. Los juegos y las apuestas fueron los sectores más atacados con un 35,9% y un 31,2% de ataques, respectivamente. El 51% duraron menos de 15 minutos.

Imperva Research Labs ha lanzado un nuevo Informe Global de Amenazas DDoS, que es un análisis estadístico de 3.643 ataques DDoS en la capa de red y 42.390 ataques DDoS en la capa de aplicación mitigados por Imperva a lo largo de 2019. Según este estudio, el pasado año se registraron los ataques de capa de aplicación y red más grandes jamás registrados, con un ataque DDoS de capa de red que alcanzó 580 millones de paquetes por segundo en abril, y un ataque de capa de aplicación que duró 13 días y alcanzó un máximo de 292.000 solicitudes por segundo.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Sin embargo, este tipo de ataques DDoS a gran escala estaban fuera de la norma. En general, se registraron ataques más pequeños, más cortos y más persistentes, una tendencia que puede ser indicativa de los intentos de los atacantes de causar estragos antes de que un servicio de mitigación entre en funcionamiento.

En términos de objetivos, los sectores de informática e Internet llamaron la atención de los delincuentes DDoS, clasificándose como el tercer segmento de la industria más atacado, con un 26,5% de los ataques. Los objetivos de ataque más regulares siguen siendo los juegos y las apuestas, con un 35,9% y un 31,2% de ataques, respectivamente.

Si bien la mayoría de los ataques de red fueron cortos, con un 51% con una duración de menos de 15 minutos, la gran mayoría también fueron persistentes y apuntaron a los mismos objetivos. Los atacantes lanzaron ataques DDoS en rachas cortas (dos tercios de los objetivos fueron atacados hasta cinco veces) o fueron ultra persistentes, con una cuarta parte de los objetivos atacados 10 veces o más. Imperva señala que la motivación de los atacantes es la de causar la mayor interrupción posible antes de que el servicio de mitigación de DDoS de su objetivo se ponga en acción.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos