La Policía Nacional desarticula una red criminal dedicada al "fraude del CEO"

  • Actualidad

policia en accion

La investigación policial ha logrado relacionar a esta red con numerosas transferencias de origen fraudulento, con un valor aproximado de 850.000 euros, así como un entramado empresarial dedicado a la recepción y posterior blanqueo del dinero que recibían.

  Recomendados....

» Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue  Webinar
» Administración Pública Digital: progreso y vanguardia On Demand
» Digitalización y seguridad, motor de innovación del sector financiero  Informe

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal especializada en cometer estafas utilizando el engaño del "fraude del CEO". La red disponía de un amplio entramado empresarial que habría recibido y blanqueado transacciones bancarias fraudulentas por valor de 850.000 euros

El "fraude del CEO" es un tipo de estafa tecnológica cuyo objetivo es engañar a los empleados de la administración autorizados para emitir pagos, tanto en pymes como en grandes empresas. Los delincuentes suplantan su identidad mediante un correo electrónico interponiéndose en las negociaciones entre diferentes empresas. Así consiguen engañar al destinatario para lograr que realice una transferencia de fondos en su beneficio cuando la víctima cree que está realizando un pago a un cliente legítimo. Estas cuentas a las que desviaban los pagos de las empresas estaban a nombre de una persona que prestaba sus datos para abrir cuentas bancarias al servicio de los estafadores.

La investigación comenzó tras ser detectadas numerosas transferencias nacionales e internacionales a países como Alemania, Chile, Estonia, Francia, Holanda, Hong Kong, Jamaica Pakistán, Rusia, Suecia y Taiwán, todas ellas de origen fraudulento. Estos primeros indicios llevaron a destapar la existencia de un entramado delincuencial dedicado a la recepción de transacciones bancarias fraudulentas para su posterior blanqueo.

Durante el mes de noviembre, 15 individuos perteneciente a la red criminal fueron arrestados como presuntos autores de los delitos de estafa, blanqueo de capitales, tenencia ilícita de armas, depósito de municiones, allanamiento de morada, realización arbitraria del propio derecho, lesiones y pertenencia a organización criminal. Se realizaron seis entradas y registros en domicilios y locales comerciales, donde nueve individuos fueron arrestados en Madrid, cinco en las localidades albaceteñas de Hellín e Isso y uno más en Valencia.

En las viviendas de los detenidos se hallaron 154.000 euros en efectivo, numerosos teléfonos móviles, cinco vehículos y una motocicleta de alta gama, un chaleco antibalas, varios uniformes y placas-emblema de la Guardia Civil, luces de emergencia y acústicos policiales.

Como resultado del operativo policial en el que colaboraron diversas unidades como guías caninos, TEDAX-NRBQ y el grupo operativo de intervenciones técnicas (GOIT), los 15 integrantes del entramado criminal fueron puestos a disposición de la autoridad judicial en una operación que continúa abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones.