Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto mundial en ciberseguridad crecerá al menos un 2,5% en 2020

  • Endpoint

ciberseguridad 3

La ciberseguridad seguirá siendo una prioridad para muchas organizaciones, pero las medidas de contención de costes, la reducción de la fuerza laboral y los problemas de flujo de efectivo darán como resultado una revisión de los proyectos existentes. La seguridad de red acaparará el 36% del gasto.

Recomendados: 

Las empresas españolas aceptan lentamente los desafíos de la ciberseguridad (Informe Forbes Insights) Leer 

Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Webinar ondemand

Canalys pronostica que el gasto mundial en ciberseguridad crecerá un 5,6% en el mejor de los casos, en el que la inversión continúe superando a la economía. Se espera que el valor total del mercado, que abarca los segmentos de seguridad endpoint, seguridad de red, seguridad web y del correo electrónico, seguridad de los datos y el análisis de vulnerabilidades y seguridad, alcance los 43.100 millones de dólares. Incluso en el peor de los casos, si los presupuestos de TI se ven seriamente afectados, debido al impacto económico negativo y a la duración de la pandemia del COVID-19, Canalys pronostica que el mercado global de ciberseguridad crecerá un 2,5% en 2020.

"La aparición de COVID-19 en enero impulsó un aumento de las campañas de phishing y de los dominios maliciosos para atraer a los usuarios finales desprevenidos", señala Ketaki Borade, analista de Canalys Research. “Estos cayeron una vez que el bloqueo entró en vigor. Pero los hackers continúan atacando a organizaciones e individuos comprometiendo a trabajadores remotos no asegurados y mal entrenados a través de numerosos vectores, incluidos el correo electrónico, la ingeniería social y los ataques RDP de fuerza bruta. Las organizaciones tendrán que reevaluar los cambios en los flujos de trabajo, el uso de aplicaciones, la participación del cliente y la capacitación para aumentar ka concienciación de la ciberseguridad en un lugar de trabajo más virtual".

La ciberseguridad seguirá siendo una prioridad para la mayoría de las organizaciones en 2020, ya que las amenazas y vulnerabilidades persisten, y el cumplimiento, las regulaciones y los requisitos del ecosistema se fortalecen. Las tasas de crecimiento del mercado de ciberseguridad variarán según el segmento. La seguridad de los endpoint registrará altas tasas de crecimiento, a medida que se amplíen las prácticas de trabajo remotas, aunque el impulso se desacelerará después de una fuerte inversión en el primer trimestre, especialmente en segmentos de clientes pymes.

La seguridad de red seguirá siendo el segmento más grande, con un 36% del gasto. Pero la priorización de los presupuestos desencaminará el gasto en las defensas perimetrales tradicionales basadas en dispositivos. Esto conducirá a tasas de crecimiento negativas. Las organizaciones tendrán que aumentar el gasto en otras áreas de seguridad para abordar las nuevas vulnerabilidades creadas por una fuerza laboral más descentralizada a través de la prevención de múltiples capas más la detección y respuesta. Esto incorporará seguridad web y de correo electrónico, seguridad de datos y análisis de vulnerabilidades y seguridad. Los gastos también cambiarán a opciones de implementación en la nube y a asegurar cargas de trabajo implementadas en la nube, a medida que las organizaciones optimicen las medidas de continuidad del negocio y aceleren la migración a la nube.

"La transición a las suscripciones protegerá la ciberseguridad de los recortes inmediatos en los gastos de TI, pero los gastos adicionales se verán afectados durante el resto del año a medida que las organizaciones comiencen la siguiente etapa en su respuesta a la pandemia", afirma Matthew Ball, analista jefe de Canalys. “El cambio de las pruebas gratuitas a las suscripciones de pago será un factor para mantener el crecimiento de la ciberseguridad. Pero la combinación de medidas de contención de costes, la reducción de la fuerza laboral y los problemas de flujo de efectivo darán como resultado un mayor escrutinio de los proyectos existentes y acuerdos más pequeños. Las demoras y cancelaciones de nuevas iniciativas aumentarán, excepto aquellas que permitan reducciones de costes y aseguren iniciativas de transformación digital de alta prioridad".

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos