Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 64% de los empleados visitan sitios web no relacionados con el trabajo a diario

  • Endpoint

hombre trabajando con portátil

Muchos trabajadores están en contra de compartir con su jefe y con sus colegas qué sitios web visitan, sus actividades en redes sociales o el contenido de sus mensajes y emails. El 5% afirma que su carrera fue dañada como consecuencia de la filtración de su información personal.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Dado que el 90% de los trabajadores se conectan online varias veces al día, puede ser difícil para la mayoría mantener su vida privada y laboral separadas durante la jornada laboral. Un informe de Kaspersky Lab revela que el 59% de los empleados elige ocultar su actividad en las redes sociales a su jefe. Esta postura secreta en el trabajo también se extiende a sus colegas, con un 52% de las personas que prefieren no revelar sus actividades online a sus compañeros de trabajo.

El empleado medio pasa 13 años y dos meses en el trabajo a lo largo de su vida. Sin embargo, no todo este tiempo está directamente relacionado con la resolución de tareas de trabajo. El 64% de los empleados admiten que visitan sitios web no relacionados con el trabajo todos los días. No es sorprendente que el 29% estén en contra de compartir con su jefe qué sitios web visitan. Sin embargo, lo más interesante es que el 52% está en contra de que sus colegas sepan sobre sus actividades online. Esto probablemente significa que los colegas constituyen una amenaza aún mayor para las perspectivas futuras o quizás las relaciones con los colegas son más informales y, por lo tanto, más valiosas.

Por el contrario, la actividad de las redes sociales parece ser un dominio menos privado para muchos y, por lo tanto, más adecuado para compartir con colegas, pero no con el jefe. Probablemente esto se deba a que los trabajadores temen dañar la imagen pública de una empresa o que la disminución de la productividad del personal motive a las compañías a monitorizar las redes sociales de los empleados y tomar decisiones que cambien su carrera. Estas políticas han llevado a que el 59% no quiera revelar sus actividades de redes sociales a su jefe y el 54% ni siquiera quiera revelar esta información a sus colegas.

Otro 34% está en contra de mostrar el contenido de sus mensajes y correos electrónicos a sus jefes. Además, el 5% dijo que su carrera fue dañada irrevocablemente como consecuencia de la filtración de su información personal. Por lo tanto, a las personas les preocupa cómo construir una reputación interna favorable y cómo no destruir las relaciones existentes en el lugar de trabajo.

“Dado que conectarse online es una parte integral de nuestra vida, las líneas entre nuestra existencia digital en el trabajo y en el hogar se siguen difuminando. Y eso no es ni bueno ni malo. Así es como vivimos en la era digital. Solo recuerda que, como empleado, debes ser cada vez más cauteloso con lo que publicas exactamente en las redes sociales o con los sitios web que prefieres usar en el trabajo. Una acción errónea en Internet podría tener un impacto irrevocable a largo plazo, incluso en tu capacidad para escalar en la carrera profesional de tu elección en el futuro", comenta Marina Titova, directora de Marketing de Productos de Consumo en Kaspersky Lab.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos