Cinco consejos de ciberseguridad para alumnos universitarios

  • Actualidad

jovenes

La firma de ciberseguridad Check Point ha considerado oportuno reunir una serie de recomendaciones para los estudiantes universitarios ante el comienzo del nuevo curso. Así, aconseja no hacer clic en cualquier enlace, utilizar diferentes contraseñas, evitar descargar archivos adjuntos de desconocidos, no acceder a una red Wi-Fi pública sin protección o navegar por páginas web cifradas.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Mejorando la experiencia del trabajador remoto Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

Para no reducir la exposición a las amenazas de seguridad, Check Point ha reunido unos consejos para los alumnos universitarios en sus conexiones online:

Pensar antes de hacer clic en un enlace: los ataques de phishing, en los que los ciberdelincuentes se hacen pasar por empresas conocidas para intentar robar tus datos personales, son cada vez más frecuentes, sobre todo ahora que los dispositivos almacenan una gran cantidad de información del usuario. Por ello, hay que tener especial cuidado con las URLs enviadas a través de SMS, apps de mensajería como Whatsapp, o correo electrónico, ya que pueden estar repletas de peligro. Para evitar ser víctima de estos ataques, es importante tomar otro camino e ir a la página web oficial del remitente en lugar de hacer clic en el enlace.

Utilizar una contraseña diferente para cada acceso: tener que pensar en una contraseña distinta para las muchas plataformas que se utilizan a diario es una molestia y resulta complicado recordarlas, pero cualquier estudiante que confíe en un enfoque de "una contraseña universal" podría llegar a ver todas sus cuentas vulneradas en un tiempo récord. Una vez que un atacante consigue descifrar la combinación de la plataforma de la víctima, intentará acceder a todas sus cuentas con la misma clave. Para evitar este riesgo, es fundamental crear una clave única para cada app o servicio de al menos ocho caracteres que combine letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y símbolos. Para que su administración sea más sencilla, se puede utilizar un gestor de contraseñas seguro como Dashlane o LastPass.

Hay que evitar descargar archivos adjuntos de desconocidos: un archivo adjunto en un correo electrónico procedente de un remitente extraño puede ser una puerta de entrada para todo tipo de ciberataques como malware o ataques de phishing capaces de infectar todo el equipo y robar toda la información y datos almacenados en él. Si, además, el dispositivo se utiliza para teletrabajar o está conectado a una red mayor, podría causar daños más graves y de mayor envergadura.

No acceder nunca a una Wi-Fi pública sin protección: es importante tener en cuenta que cualquiera, incluso un ciberdelincuente, puede conectarse a una Wi-Fi pública abierta. El principal problema en este caso es que, al estar en la misma red, pueden acceder a todo lo almacenado en el dispositivo. Es primordial tener presente que siempre habrá un riesgo al conectarse a una red Wi-Fi pública, por lo que es mejor evitarlo.

Navegar por páginas web encriptadas: es fundamental asegurarse de que la página web a la que se accede cuenta con un certificado SSL. Esta tecnología verifica que la conexión a Internet está encriptada y protege cualquier información sensible enviada entre dos sistemas, impidiendo que terceros vean y modifiquen los datos que se transfieren, incluidos los que pueden considerarse personales. Es sencillo detectarlo mirando el comienzo de la línea de dirección o URL, que debe mostrar una "s" después de las letras http. Así que sólo se debe hacer clic cuando el sitio es auténtico y se vea: https://.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos