Dime cómo eres y te diré a qué ciberdelito eres más vulnerable

  • Endpoint

seguridad usuario formacion

Una persona sociable, extrovertida y con una emocionalidad alta, tendrá una mayor vulnerabilidad ante una oferta irrepetible de Black Friday. En cambio, en las personas introvertidas, un email de phishing que reclama una actuación rápida será una bandera roja para ellas.

Recomendados: 

Protección avanzada de datos y continuidad de negocio con Nutanix y Veeam Webinar

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar 

Todo lo que somos está directamente relacionado con el tipo de ciberataque en el que vamos a caer. Los sesgos cognitivos y el tipo de personalidad que tenemos están al mando de la mayor parte de nuestros pensamientos y acciones, y los cibercriminales lo saben. Saben a qué reaccionan sus potenciales víctimas, qué les llama la atención, a qué les resulta irresistible hacer clic. Es por ello por lo que nuestra personalidad nos hace vulnerables, y ser víctima de un ciberataque no tiene tanto de accidente como de automatización de las respuestas, de ser predecibles. “Esto no significa que no podamos evitar ser víctimas de un ataque digital. Si nos conocemos tanto como ellos a nosotros, podemos saber cuáles son nuestros puntos débiles y estar preparados”, explica María Laura Mosqueda, CEO de TechHeroX.

Para ayudar en esta tarea, TechHeroX ha desarrollado un mini-test anónimo en colaboración con la Unidad de Análisis de Inteligencia de la SEI (Escuela de Inteligencia Económica) de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) para entender cómo es la interacción que tenemos entre los seres humanos y determinar a qué tipo de señuelo somos más proclives. El modelo habla de tres dimensiones de personalidad que todos tenemos incorporados en diferentes proporciones, que explican las diferencias individuales conductuales de la estructura de la personalidad, y que son las siguientes:

--Extraversión- Intraversión: por un lado, están las personas con una alta actividad interna que necesitan poca estimulación del exterior, y por otro, quienes, desde un punto de vista biológico, necesitan recibir estímulo externo para que su actividad neuronal o interna se active.

--Neuroticismo: es la emocionalidad, puede ser de nivel alto o bajo, y depende de diversos factores. Por ejemplo, el tiempo que tardamos en recuperar la estabilidad tras una discusión o recibir una mala noticia.

--Psicoticismo: es la relación con los miedos y con los afectos. Por ejemplo, es común que los perfiles que se dedican a profesiones u oficios cargados de riesgo tengan un nivel alto, como los neurocirujanos o los bomberos. Una pulsión biológica que te llevaría a meterte a un edificio en llamas si fuese necesario, para salvar a alguien.

Conociendo los distintos tipos de personalidad, los cibercriminales podrían identificar a qué ciberataques son más vulnerables algunos de ellos. Una persona con alta extraversión, alto neuroticismo y bajo psicoticismo, un perfil claramente sociable, extrovertido, con una emocionalidad alta, tendrá una mayor vulnerabilidad ante una oferta irrepetible de Black Friday, pues su personalidad tiene tendencia a la actuación inmediata, a la compra por pulsión. En cambio, en una persona con una intraversión alta, es decir, de extraversión baja, con un alto neuroticismo y un bajo psicoticismo, eso no va a funcionar, y un email de phishing con la historia de “una persona vulnerable necesita tu ayuda” será una bandera roja para ellos.

Mosqueda apunta al autoconocimiento como “la mejor arma contra los ciberataques, que aumentarán exponencialmente este 2021, debido a la hiperdigitalización, el aumento del teletrabajo y la conectividad entre dispositivos dentro y fuera del hogar. Con esa perspectiva, no te pedimos que cambies, solo que sepas mejor porqué haces lo que haces”.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos