Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La mitad de los consumidores no usaría un servicio online que hubiera sido hackeado

  • Endpoint

Usuario Internet

El 47% de los consumidores ha realizado cambios en la forma en que protegen sus datos personales como resultado de brechas y el 54% están más preocupados por proteger su información personal. La generación más joven confía en la capacidad de las marcas para proteger sus datos.

También puedes leer...

DNS Security for Dummies

Diez capas de seguridad para contenedores

20 Casos de uso de CASB

Los riesgos de Blockchain

Diez consejos sobre la gestión de Bots

Ping Identity ha dado a conocer los resultados de la encuesta ‘Ping Identity 2018 Consumer Survey: Attitudes and Behavior in a Post-Breach Era’, la cual revela que muchos consumidores están realizando cambios drásticos en la forma en que interactúan con las empresas y protegen sus propios datos personales después de una brecha de seguridad. Concretamente, el 78% de los encuestados dejaría de comprometerse con una marca online y más de un tercio (36%) dejaría de comprometerse por completo si la marca hubiera sufrido un ataque.

De acuerdo con los resultados, el 49% de los consumidores no se registraría y utilizaría un servicio o aplicación online que hubiera sido hackeada recientemente. Además, el 47% de los consumidores ha realizado cambios en la forma en que protegen sus datos personales como resultado de brechas recientes y el 54% están más preocupados por proteger su información personal hoy que hace un año.

"Con el aumento de las brechas y fugas de datos, las empresas deben disponer de los controles adecuados o corren el riesgo de perder la confianza del consumidor", afirma Sarah Squire, CTO de Ping Identity. "De la misma manera que se espera que las marcas proporcionen experiencias fáciles de usar, también deben entender el valor y la importancia de adoptar sólidas estrategias de gestión de identidad".

Ping encontró grandes discrepancias sobre las prácticas de seguridad entre los menores de 35 años y los mayores de 55 años. Si bien la generación más joven tiene mayor confianza en la capacidad de las marcas para proteger su información personal y es más probable que gaste más para garantizar que su información personal esté protegida, el grupo de mayor edad guarda su información sensible con mayor cuidado y es menos probable que haya sufrido una pérdida financiera como resultado de una brecha de datos.

El 53% de los encuestados menores de 35 años se siente confiado o muy confiado en la capacidad de los proveedores de aplicaciones y servicios online para proteger su información personal, en comparación con el 27% de los mayores de 55. Además, el 54% por ciento de los encuestados menores de 35 años está dispuesto a ingresar su información bancaria en un sitio web o una aplicación, en comparación con el 41% de los mayores de 55.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos