Zscaler extiende la seguridad Zero Trust a las cargas de trabajo en la nube

  • Cloud

Zscaler cloud seguridad

La solución Workload Communications asegura las comunicaciones cloud a Internet, cloud a cloud, cloud a centro de datos e intra-cloud. La propuesta, que forma parte de Zscaler Zero Trust Exchange, elimina la superficie de ataque haciendo que las cargas de trabajo sean invisibles a Internet.

Recomendados: 

Cloud: en busca de la agilidad Encuesta

Claves para una estrategia multicloud de éxito Webinar

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer

Con el incremento de las cargas de trabajo de las organizaciones en múltiples regiones y proveedores de nube, las redes de malla tradicionales se están volviendo costosas, difíciles de implementar, escalar y gestionar. Los intentos de los proveedores existentes de adaptar las anticuadas arquitecturas de VPN y firewall a la nube pública han propiciado un volumen de ataques de ciberseguridad inédito, además de los problemas de rendimiento de las redes y las aplicaciones para las empresas. Ante la creciente amenaza que suponen las cargas de trabajo no seguras en la nube y la necesidad de inspeccionar todo el contenido, incluido el tráfico cifrado, Zscaler presenta Workload Communications, una nueva solución que forma parte de Zscaler Zero Trust Exchange, y que extiende la seguridad Zero Trust a las cargas de trabajo y aplicaciones alojadas en nubes públicas.

La plataforma nativa cloud de Zscaler suprime superficies de ataque, evita los movimientos laterales de las amenazas, inhibe el riesgo de las cargas de trabajo y evita la pérdida de datos. Actuando como una centralita inteligente, el tráfico se dirige a la plataforma Zscaler donde las conexiones se gestionan utilizando políticas de empresa basadas en la identidad y el contexto para conectar las cargas de trabajo directamente con otras cargas de trabajo, sin acceder a la red corporativa. La propuesta de Zscaler elimina la superficie de ataque haciendo que las cargas de trabajo sean invisibles a Internet, simplifica la conectividad de las aplicaciones eliminando los cuellos de botella de la red y ofrece un rendimiento superior de las aplicaciones reduciendo la latencia entre ellas.

La puesta en servicio de Workload Communications extiende las prestaciones contrastadas de los servicios Zscaler Internet Access (ZIA) y Zscaler Private Access (ZPA) a las cargas de trabajo en la nube, permitiendo a las empresas proteger todas sus comunicaciones de carga de trabajo a través de cualquier red, incluyendo Internet, conexión directa, acceso rápido y otras. Con Zero Trust Exchange, el acceso a Internet se asegura con políticas de ZIA que ahora incluyen DLP y prevención de amenazas, a la vez que hacen que las cargas de trabajo sean completamente invisibles para los potenciales ciberdelincuentes.

Las redes multicloud permiten a las organizaciones asegurar la conectividad en entornos cloud heterogéneos. Las políticas de ZPA aseguran las comunicaciones de las cargas de trabajo entre proveedores de nube, regiones y nubes privadas virtuales (VPC) en la misma nube pública para garantizar una comunicación de aplicaciones segura y sin problemas, sin las complejidades y los cuellos de botella de desempeño que crean las tecnologías heredadas. Asimismo, para permitir comunicaciones seguras de carga de trabajo a carga de trabajo dentro de la nube, VPC/VNet o centro de datos, Zscaler utiliza una combinación de macrosegmentación y microsegmentación para verificar la identidad del software.

"Para proteger adecuadamente las cargas de trabajo en la nube, es necesario abordar tres áreas críticas: seguridad, conectividad y rendimiento, que los enfoques tradicionales no han sido capaces de resolver", señala Amit Sinha, presidente y CTO de Zscaler. "Zscaler ha resuelto los tres aspectos con una nueva arquitectura que lleva nuestro Zero Trust Exchange, en el que ya confían miles de empresas para proteger a millones de usuarios, a las cargas de trabajo en la nube para conseguir una mayor seguridad, una conectividad más sencilla y un mejor rendimiento. Esta nueva arquitectura de Zscaler elimina la necesidad de que las organizaciones prolonguen su red corporativa a la nube, lo que conlleva una mayor superficie de ataque, complejidad operativa y cuellos de botella en el rendimiento".