Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto en infraestructura cloud creció a doble dígito el primer trimestre

  • Cloud

Cloud hombre manos nube

El mercado de infraestructura del cloud creció un 45% en el primer trimestre respecto al mismo periodo del año anterior. Los retos que genera desde el punto de vista de la seguridad también crecen.

También puedes leer...

Privacidad y protección de datos en aplicaciones móviles

Haciendo frente a la PSD2

Cambios de Paradigma en Seguridad

DMARC, protegiendo el email

Nuevo paradigma en la confianza

El mercado de la nube crece a buen ritmo. Así lo demuestra el último informe de IDC que cifra en 12.900 millones de dólares los ingresos generados por la venta de productos de infraestructuras (servidores, almacenamiento y switches ethernet) para el cloud, un 45% más que el mismo periodo de hace un año.

La firma de investigación de mercado prevé además que el gasto en infraestructura cloud en 2018 llegará a los 57.200 millones de dólares, lo que supondrá un crecimiento del 21.3%.

Si nos centramos en el cloud público, los ingresos trimestres se han duplicado hasta los 9.000 millones de dólares en el primer trimestre, un 55,8% más. En la nube privada los ingresos han alcanzado lo 3.900 millones, un 26,5% más.  Los ingresos de la nube, tanto pública como privada, ya representan el 41,8% del gasto total en infraestructura de TI con respecto a hace un año. Los ingresos generados por la infraestructura tradicional (no cloud) crecieron un 22% respecto a hace un año, y aunque han descendido año a año, en el primer trimestre aún representaba un 53,9% del total de gasto en infraestructura.

Para Kuba Stolarski, director de investigación de Infrastructure Platforms and Technologies de IDC, iniciativas como el Edge computing o el Machine Learning “han generado nuevas cargas de trabajo empresariales en la nube, aumentando la demanda de configuraciones de núcleos, memoria y almacenamiento de mayor densidad”.

Si bien la nube aporta enormes ventajas, como la escalabilidad o accesibilidad, no deja de plantear grandes retos desde el punto de vista de seguridad. Ahora es más crítico que nunca sber dónde y como viajan tus datos, quién accede a ellos y desde dónde, así como qué aplicaciones en la nube están utilizando los empleados. Incógnitas que vamos a tratar en nuestro próximo webinar: Seguridad y Cloud, ¿qué nos queda por aprender?

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos