Sababa Security llega a España con su visión innovadora de ciberseguridad industrial

  • Actualidad

Sababa Security

La compañía italiana cuenta ya con más de 300 clientes y 100 partners y tiene ambiciosos objetivos de crecimiento en España y América Latina. Los mercados italiano, español y portugués son similares en cuanto a demanda de protección y objetivos de ataque por parte de los ciberdelincuentes.

Recomendados: 

Generando entornos de datos modernos. Webinar

SASE. El futuro de la seguridad en la red. Acceder

El operador de ciberseguridad italiano Sababa Security ha anunciado la apertura de una oficina en España desde la que dará servicio a sus clientes en la Península Ibérica y desde la que también tiene la intención de dar el salto a América Latina. La filial estará liderada por Hedi Marcassoli, que era hasta ahora responsable de las operaciones de la compañía en Asia central.

“Los mercados italiano, español y portugués son similares en cuanto a estructura de la demanda por parte de las empresas en términos de protección y a objetivos de ataque por parte de los ciberdelincuentes”, afirma Hedi Marcassoli, director general de Sababa Security en España.

Por su parte, Alessio Aceti, CEO de Sababa Security, afirma que "hemos elegido España como parte de nuestro proceso de internacionalización porque observamos que se trata de un mercado incluso más dinámico que el italiano, por lo que esperamos obtener resultados positivos este mismo año, gracias a nuestras operaciones tanto en la Península Ibérica como en América Latina”.

Sababa Security ofrece una visión innovadora de servicios de ciberseguridad para entornos industriales. La estructura de la oferta de la compañía se reparte en cuatro focos: auditoría y gobernanza para entender las necesidades específicas; integración de soluciones de seguridad de red e infraestructuras, seguridad de datos y aplicaciones, gestión de identidades, seguridad en el email y en el endpoint, seguridad de DNS y protección de los ICS y OT de cada cliente; servicios gestionados para analizar los eventos relacionados con la seguridad de forma continua y responder adecuadamente ante cualquier incidente; y formación en el cliente para profesionales técnicos, no especializados y para el equipo directivo.

Además, tiene planes de crear un ecosistema propio de colaboración con otros fabricantes y distribuidores para dar respuesta a las crecientes necesidades de las organizaciones a la hora de proteger sus infraestructuras industriales de los ataques cibercriminales.

La compañía cuenta ya con más de 50 empleados, cerca de 100 partners y más de 300 clientes repartidos por Europa, Asia Central y América, entre los que se encuentran algunos de los fabricantes más importantes de automoción, compañías del sector farmacéutico, de transporte público, ayuntamientos, proveedores de energía global, marcas multinacionales de moda, cadenas de retail y operadores de telecomunicaciones y 5G, entre otros.