Luchar contra el fraude en el comercio online se complica, según dos tercios de los líderes empresariales

  • Actualidad

Ciberfraude

El aumento del fraude está frenando el crecimiento de muchas empresas, y casi dos tercios de los líderes empresariales afirman que cada vez es más difícil luchar contra las estafas, según un informe de Stripe.

Recomendados: 

Claves de seguridad para las nuevas aplicaciones web y API. Ebook

Protegiendo los datos corporativos en aplicaciones basadas en cloud. Leer

Un nuevo informe de Stripe concluye que uno de los mayores lastres para el crecimiento de las empresas es el fraude en el comercio electrónico. De hecho, más de la mitad han restringido sus planes de expansión por cuestiones realizadas con él.

La investigación de la plataforma de infraestructura financiera para empresas, que combina datos de miles de millones de transacciones realizadas en la red de Stripe entre 2019 y 2021 con una encuesta a más de 2500 empresas de nueve países, sostiene que los líderes empresariales creen que luchar contra el fraude es cada vez más complicado.

Para más de la mitad de las empresas encuestadas señalaron que el fraude es una preocupación creciente, y eso ha llevado a que casi un 75% haya redirigido los recursos de ingeniería para frenarlo. Los datos de esta firma indican que las empresas con modelos de suscripción son las que más combaten las estafas.

El volumen y la sofisticación del fraude varían drásticamente entre los mercados, lo que requiere herramientas que se adapten a los patrones de fraude locales. Francia tiene casi el doble de tasa de fraude que Alemania, mientras que Singapur registra la mitad de la tasa de la región de Asia-Pacífico.

Según Will Megson, jefe de producto de Stripe Radar, el principal producto de prevención del fraude de Stripe, "el fraude no se ralentiza cuando lo hace la economía. Es vital que las empresas maximicen el valor de cada dólar rechazando al mayor número posible de estafadores sin bloquear a los buenos clientes".

El actual entorno de riesgo cambiante ha tenido un impacto particular en las empresas que ofrecen productos B2B SaaS y suscripciones B2C. Estas empresas son más susceptibles al fraude, explica el informe, porque "lo más probable es que sean marcas conocidas, lo que facilita a los defraudadores la reventa de los bienes o servicios robados (como la compra de una suscripción digital con una tarjeta de crédito robada, para luego venderla a un precio inferior)".

Los responsables de las compañías se enfrentan a decisiones difíciles sobre cómo responder porque cuanto más traten de evitar el fraude, más probable será que bloqueen cargos legítimos. En este sentido, el informe identifica la sensibilidad óptima de un modelo de fraude en función de los márgenes de la empresa: cuanto más altos sean los márgenes, menos sensible debe ser el modelo.

Las empresas también pueden mitigar el riesgo de fraude a través de una revisión manual exhaustiva de los cargos efectuados, pero esto requiere un gran esfuerzo a nivel humano, algo que las empresas a menudo no pueden permitirse. Por eso, es importante que las plataforma de pagos inviertan en herramientas de prevención de pagos. En este punto, la firma indica que ha invertido de manera sustancial en este ámbito, lo que que le ha permitido reducir el porcentaje de incidencias en un 40%.