Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ciberseguridad y privacidad, retos a la hora de gestionar el trabajo remoto

  • Actualidad

Teletrabajo

La gestión de los entornos de teletrabajo fue un reto para los equipos de TI que van a tener que pulir sus políticas de seguridad para que el teletrabajador y el empleado que va a la oficina tengan el mismo grado de protección, y así no se produzcan fallos que pongan en riesgo a las compañías.

 

Recomendados: 

Educación sobre codificación segura Leer 

5 consejos clave para pasar fácilmente a DevSecOps Leer

Aunque el gasto de TI se verá reducido en su conjunto por la pandemia, ciertas categorías van a experimentar crecimiento porque las organizaciones deben precisamente aprovechar la tecnología para minimizar el impacto, asegura un informe de IDC para Nutanix, que identifica una serie de segmentos en los que las empresas van a invertir pese a la crisis.

Por otro lado, el estudio pone su punto de mira en la gestión del trabajo remoto. En este sentido, dice que la infraestructura y aplicaciones desarrolladas para la gestión de los trabajadores remotos no está a la par con la de aquellos compañeros que se encuentran físicamente en la oficina.

La ciberseguridad y los riesgos de privacidad aparecen claramente como el reto más importante en este campo, ya que durante el confinamiento se puso en evidencia que las empresas no podían aplicar de forma remota las políticas de seguridad definidas por la empresa, la detección y bloqueo de amenazas de seguridad y se ofrecía un menor soporte a los equipos de TI. Otros desafíos fueron la falta de equipos y herramientas para poder realizar teletrabajo, unido a la cultura y a la experiencia de los empleados, son otros desafíos a los que se han tenido que enfrentar las organizaciones en España.

De cara a subsanar estos problemas, a juicio de Isabel Tovar, analista de IDC Research España y autora del informe, “para poder gestionar estos cambios, es vital que la organización disponga de una infraestructura adecuada”.

La respuesta está en las soluciones de infraestructura hiperconvergente (HCI) y las de escritorio remoto, sugiere el documento, a las que hay que sumar la potencia de las infraestructuras de nube pública. Al respecto, según la firma de análisis de mercados, recuerda que, para 2022, más del 80% de las empresas a nivel mundial darán prioridad a la experiencia de cloud pública (como el acceso a las nuevas tecnologías y los flujos de trabajo de operaciones intuitivas) en todas sus plataformas de infraestructura.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos