Cuatro de cada diez empresas aún dependen de sistemas tradicionales para proteger sus datos

  • Actualidad

proteccion de datos

Aunque las empresas ven la inversión en transformación digital como necesaria, la mitad encuentran obstáculos a la hora de llevarla a cabo, principalmente asociados al uso tecnologías tradicionales y poco fiables y a la falta de experiencia y competencias en TI. Según los datos de Veeam, muchas empresas aún dependen de sistemas tradicionales para la protección de datos, y eso pone en riesgo sus operaciones.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Pese a la que está cayendo, IDC dice que 2020 concluirá con un crecimiento del 10,4% de la inversión en tecnologías y servicios destinada a evolucionar a modelos digitales, lo que llevaría la cifra a 1,3 billones de dólares, y previsiblemente la cifra seguirá aumentando porque la transformación digital es una prioridad para los directivos de todo el mundo. 

Sin embargo, de acuerdo con los últimos datos que maneja Veeam Software, prácticamente la mitad de las empresas en el mundo se enfrentan a barreras que lastran esa transformación debido fundamentalmente  a tecnologías tradicionales y poco fiables y a la falta de experiencia y competencias en TI. Es más, casi todas las empresas admitieron que habían tenido tiempo de inactividad, con uno de cada diez servidores sufriendo interrupciones del servicio no programadas cada año. Se trata de problemas que pueden durar horas y costar cientos de miles de dólares y, para el proveedor, esto evidencia la necesidad urgente de modernizar la protección de datos y de centrarse en la continuidad de las operaciones para permitir la transformación digital.

El informe realizado por Vanson Bourne para el especialista en protección de datos de más de una veintena de países incluye las respuestas proporcionadas por más de 1.500 empresas internacionales y trata de dar una visión de los retos de las organizaciones a la hora de garantizar la seguridad de la información y gestionarla.

La disponibilidad y la protección de datos
Los encuestados han respondido que los datos que ofrecen los departamentos TI se han convertido en un aspecto central para la mayoría de las empresas, por lo que no debería sorprender a nadie lo importante que es ahora la “protección de datos” para los equipos TI, no solo en lo que respecta al backup y la restauración de datos, sino también a la hora de ampliar las capacidades del negocio. Sin embargo, muchas empresas (40%) aún dependen de sistemas tradicionales para la protección de datos sin ser del todo conscientes del impacto negativo que esto puede tener en sus operaciones. La gran mayoría (95%) de las empresas sufren interrupciones del servicio no programadas y, de media, una de estas interrupciones puede durar 117 minutos (prácticamente dos horas).

Para poner esto en contexto, las empresas consideran que el 51% de sus datos son de ‘alta prioridad’ frente al resto que se encontrarían en la categoría ‘normal’. Se estima que una hora de tiempo de inactividad de una aplicación de alta prioridad supone un coste de 67.651 dólares, mientras que cuando es una aplicación de prioridad normal el coste es de 61.642 dólares. Ante esta relación de porcentajes entre alta prioridad y prioridad normal queda claro que “todos los datos son importantes” y que el tiempo de inactividad es intolerable en cualquier punto de los entornos actuales.

Los  resultados del estudio muestran que proteger los datos es más importante que nunca, y éstos se reparten entre data centers y nubes a través de archivos y almacenamiento compartidos y hasta mediante plataformas basadas en software como servicio (SaaS).

En opinión de la firma, las herramientas tradicionales diseñadas para hacer backup on-premise de archivos compartidos y aplicaciones no pueden ofrecer garantías de éxito en un mundo de nube híbrida y multicloud, por lo que le están costando a las empresas tiempo y recursos al tiempo que ponen en riesgo sus datos. Y en eso parecen estar de acuerdo las empresas ya que, de acuerdo con las respuestas recogidas en este informe, los aspectos que mejor definen una estrategia moderna de protección de datos dependen del uso de diversas capacidades basadas en cloud: la capacidad de las empresas de contar con recuperación en caso de desastre (DR) a través de un servicio cloud (54%), seguida por la capacidad de pasar cargas de trabajo de on-premise a cloud (50%) y la de pasar cargas de trabajo de una cloud a otra (48%). La mitad de las empresas reconoce que cloud desempeña un papel fundamental en la estrategia actual de protección de datos y que seguramente sea aún más importante en el futuro. Para contar con un plan de protección de datos realmente modernizado, una empresa debe tener una solución integral que permita la gestión de datos en cloud, entornos virtuales y físicos para cualquier aplicación y cualquier dato en cualquier tipo de cloud.

Entre los países incluidos en la encuesta están: Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Italia, Japón, México, Oriente Medio, Países Bajos, Nueva Zelanda, República de Irlanda, Rusia, Suiza, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos