¿Será este año el de la voz como factor de identificación?

  • Actualidad

smartphone asistente voz

La evolución de las tecnologías de voz está sirviendo de punta de partida para una nueva revolución que volverá a cambiar la forma comunicarnos, relacionarnos y trabajar. Se ha podido ver en 2019, con los avances y proyectos que se han realizado con asistentes virtuales de voz, soluciones de análisis de habla o la biometría. Analizamos su futuro en este último ámbito con Biometric Vox.

La facilidad de uso junto con la identificación prácticamente inequívoca del hablante augura un largo recorrido para las tecnologías de voz, según los expertos de la compañía española Biometric Vox, que están convencidos de que los cambios legales y la búsqueda de nuevas fórmulas que garantizan la identidad del usuario con alta precisión favorecen la popularización de las tecnologías de voz.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Por ejemplo, la entrada en vigor de la normativa de seguridad PSD2, que contempla la obligación de incluir al menos dos factores de autenticación -posesión (como el teléfono móvil o la tarjeta), conocimiento (como una contraseña o el PIN de la tarjeta) o inherencia (factores biométricos)- del cliente a la hora de realizar el pago, con el objetivo de maximizar la seguridad del proceso, está favoreciendo el uso de la biometría de voz. El hecho de que esta tecnología genere una huella del usuario única a partir de características que la distinguen de cualquier otra persona y que hace que sea difícilmente manipulable y falsificable, incluso aunque se utilizase una grabación de voz, la están posicionando como una fórmula de preferencia a la hora de hacer transacciones digitales.

Además, el uso de la voz como medio de identificación unipersonal e intransferible también se está expandiendo a otros sectores como sistema para gestionar toda la operativa diaria de los clientes en los call centers, favoreciendo la híper-personalización de experiencia de uso y de servicio al cliente, o para el control de accesos tanto en las instalaciones físicas como en los sistemas y aplicaciones empresariales.

Los casos de uso aumentan
El hecho de que la voz sea un factor biométrico de verificación de identidad fiable y seguro ha propiciado que también se utilice para firmar contratos en una simple llamada telefónica con plena validez legal y con todas las garantías de seguridad. Esta tecnología es especialmente relevante para determinados sectores en plena transformación digital como la banca, asegurador, turístico, etc.

Las previsiones de la firma son que en 2020 la voz siga creciendo en protagonismo al extrapolar su uso a más aplicaciones, dispositivos e incluso objetos cotidianos como, por ejemplo, el coche, abriendo las puertas a nuevos casos de uso, a nuevos modelos de negocio y, por tanto, a nuevas oportunidades para las marcas.

Prueba de ello son las estimaciones de la consultora Gartner, que estima que el próximo año, el 50% de todas las búsquedas en Internet se basarán en la voz; o de Juniper Research, que pronostica que al finalizar 2019 habrá 105 millones de asistentes de voz destinados a manejar aparatos del Smart Home y que esta cifra se multiplicará por cinco, llegando a 555 millones de unidades, en 2024.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos