Turismo y Seguros apuestan decididamente por la biometría de voz: ¿por qué?

  • Actualidad

santalucia_biometria

Hay una serie de sectores, como el asegurador o el turístico, que están apostando por las herramientas de biometría de voz. Ambos tienen un punto en común: en su negocio tienen gran relevancia los servicios de atención al cliente, lo que hace pensar que esta tecnología puede tener una importante oportunidad de crecimiento en el ámbito de Experiencia del Cliente.

Biometric Vox ha desarrollado un sistema de biometría de voz, llamado CheckVox, y la primera firma electrónica avanzada de voz, FirVox. De la mano de esta compañía española profundizamos en las razones por las que empresas del sector turístico y aseguradoras están aportando por este tipo de soluciones.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

En la actualidad, el tiempo o la falta del mismo es un factor de peso a la hora de contratar determinados servicios. Los usuarios demandan soluciones ágiles y sencillas, pero, además exigen todas las garantías de seguridad. De hecho, en el sector seguros, “muchos consumidores seleccionan su aseguradora valorando la contratación rápida y sencilla, especialmente cuando apenas hay diferencias en sus ofertas”, afirma Carlos Gavilán, director de desarrollo de negocio de Biometric Vox. En este sentido, la posibilidad de contratar un seguro en el transcurso de una simple llamada telefónica, de una forma ágil, sencilla y con todas las garantías legales, se está convirtiendo en un valor diferencial para estas compañías.

La firma electrónica por voz permite identificar de forma prácticamente inequívoca al firmante, mediante el estudio de los parámetros físicos de su voz, tanto fonéticos como morfológicos, y garantizar la integridad del documento, dos los principales de riesgos de la contratación por firma simple, que hace llegar (ya sea por email, teléfono, etc.) los datos personales del usuario y aceptar los términos del acuerdo. Esto significa que “es muy complicado registrar casos de usurpación de identidad y, en el caso de que los hubiera, se puede perseguir jurídicamente al defraudador por tener un rastro biométrico como es la voz, proporcionando plenas garantías en temas de suplantación de identidad a todas las partes interesadas”, explica.

Esta situación es extrapolable a otros sectores en los que se está imponiendo la contratación telefónica como banca, agencias de viajes o compañías de suministros.

Mejorar el servicio
En la actualidad, las empresas de servicios canalizan la operativa con el usuario a través del teléfono. En esta situación, en la que el cliente reclama agilidad y sencillez, el hecho de que el usuario tenga que facilitar algunos datos personales durante la conversación para identificarse, hace de este tipo de gestiones “un proceso tedioso, además de implicar riesgos para la seguridad, ya que cualquiera que tenga nuestra información personal puede suplantar nuestra identidad”, señala Gavilán.

En esta tesitura, la biometría de voz se posiciona como una opción en alza, ya que rápidamente confirma la identidad del usuario de forma prácticamente inequívoca con solo decir unas palabras. Asimismo, es la que menos resistencia presenta para su uso, pues el usuario solo tiene que decir hablar al micrófono, sin necesidad de tocar o pulsar un botón.

“La identificación biométrica por voz es una tecnología basada en Inteligencia Artificial que genera una huella única, que permite reconocer a cada hablante de forma inequívoca”, aclara el director de desarrollo de negocio de Biometric Vox.

Precisamente por su unicidad, la tecnología de biometría de voz se está aplicando a otros sectores que la consideran una opción para controlar el acceso a personas no autorizadas. Por ejemplo, los hoteles pueden utilizar la biometría de voz para identificar a los clientes por la voz a la hora de hacer el registro de entrada o sustituir el sistema tradicional de llaves, evitando los riesgos asociados a la pérdida de la tarjeta. Incluso, en caso de huéspedes habituales, y gracias a la creciente domotización de este tipo de espacios, esta tecnología podría llegar a permitir una personalización de la habitación en base a los gustos del visitante, por ejemplo, seleccionando automáticamente su temperatura ideal o reproduciendo su música preferida. Esto favorece una excelente experiencia de usuario, sin necesidad de formar a los usuarios ni hacer una inversión adicional, pues solo es necesario un micrófono para captar la voz.

“La voz es la forma natural de comunicarnos y, además, es un rasgo único mediante el que podemos identificar al usuario. En Biometric Vox creemos que en 2020 el uso del habla pasará a ser una opción destacada para el acceso y uso de dispositivos y objetos cotidianos como, por ejemplo, la relación con nuestro banco”, puntualiza el portavoz de Biometric Vox.

En definitiva, la biometría de voz y la firma por voz adquieren peso por su sencillez, versatilidad, seguridad, unicidad, facilidad y asequibilidad.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos