Biometría de voz para garantizar los pagos digitales: razones para creer en ella

  • Actualidad

smartphone asistente voz

El número de consumidores que optan por comprar online aumenta, por lo que resulta clave que el proceso sea ágil y también seguro. Al mismo tiempo, todos los pronósticos apuntan a que la biometría tiene mucho futuro a la hora de autenticar los pagos. Entre los distintos tipos, la vocal busca también su hueco y el especialista español en esta tecnología, Biometrix Vox, nos da las razones por las que es una buena alternativa.

La empresa española Biometric Vox, especialista en este tipo de soluciones, asegura que la biometría de voz jugará un papel fundamental en la seguridad de los pagos ya que garantiza la identificación inequívoca del usuario y a que es muy difícil de falsificar, reduciendo al mínimo el riesgo de suplantación de identidad.

La nueva normativa PSD2 y su sistema de seguridad reforzada implica que, para completar una transacción y verificar la identidad del usuario, se deberá utilizar al menos dos de los siguientes factores: los de posesión (el teléfono móvil o la tarjeta), conocimiento (una contraseña o el PIN de la tarjeta) e inherencia (factores biométricos).

La biometría, por su parte, evita problemas que pueden derivarse de los otros dos factores, maximizando así la seguridad del proceso. Por ejemplo, el factor de posesión es fácilmente manipulable a través de un robo del dispositivo o del número de la tarjeta. El factor de conocimiento tampoco asegura al 100% el proceso, ya que este dato también puede ser obtenido por terceros o el mismo propietario podría olvidarlo. Sin embargo, factores biométricos como la voz solucionan el problema de pérdidas u olvidos, ya que es una característica que siempre va con el comprador, y, además, evita suplantar la identidad del hablante.

Además, la biometría de voz es muy fácil de utilizar y no requiere de una inversión en tecnología adicional como, por ejemplo, el lector de huellas de la biometría por huella digital, sino que basta con el micrófono del dispositivo. Además, tampoco genera costes de mantenimiento.

Por otra parte, a la hora de pagar, la voz agiliza el cierre de la transacción, ya que el usuario sólo tiene que hablar para finalizar la compra y efectuar el pago, algo que, gracias a esta tecnología, apenas lleva unos pocos segundos. Esto se traduce en una mejor experiencia de usuario y en menos errores humanos, evitando pérdidas económicas a comerciantes y clientes.

 “Los usuarios buscan soluciones y métodos de pago que no sólo sean ágiles, sino que también ofrezcan las máximas garantías en términos de seguridad, y la biometría de voz es una de las fórmulas con mayor potencial como capa de protección a la hora de hacer transacciones digitales, ya que es una solución robusta, fácil de utilizar y que blinda prácticamente al 100% la seguridad del usuario”, dice a modo de resumen su director de Desarrollo de Negocio, Carlos Gavilán.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos