Las redes seguras no pueden limitarse solo a las oficinas

  • Opinión

Gonzalo Echeverría, Zyxel España

Dice Gonzalo Echeverría, country manager de Zyxel España en este artículo de opinión que la adopción de firewalls crecerá en 2021 gracias a la protección superior que ofrecen juntamente con las mejoras en el nivel de rendimiento y flexibilidad.

El año 2020 es sinónimo de teletrabajo. La necesidad de proteger la salud de las personas durante la pandemia ha movido las oficinas al hogar. Lo que antes era una solución esporádica puede convertirse en una realidad para muchas empresas más allá de la Covid-19. Los empleados han demostrado ser igual o incluso más productivos mientras trabajan en remoto.

Muchas empresas mantienen o han vuelto al teletrabajo de forma parcial o completa, y esto exige soluciones como las redes privadas virtuales (VPN) y los firewalls para asegurar un trabajo remoto productivo y seguro.  El 68% de los empleados indican que su compañía expandió el uso de VPN como resultado directo de la Covid-19, y el 29% afirman que su organización comenzó a usar una VPN por primera vez con el confinamiento. Sin embargo, incluso las organizaciones que ya disponían de VPNs antes de la Covid-19 han tenido que afrontar nuevas demandas, ya que la mayoría no estaban preparadas para gestionar un gran número de conexiones remotas. Con el teletrabajo como parte de la "nueva normalidad", las organizaciones necesitan adaptar la seguridad y productividad de los empleados a los nuevos modelos laborales para asegurar la continuidad y el éxito de la empresa.

El trabajo híbrido pone a prueba la seguridad de las redes

El acceso remoto seguro es imperativo para la continuidad y el crecimiento de las empresas, tanto ahora como en el futuro. No importa el tamaño de una empresa, o si usan el formato de trabajo híbrido combinando la presencialidad y el teletrabajo, la red corporativa debe ofrecer a los empleados conectividad y seguridad. Un estudio reciente detalla que un 46% de las empresas mundiales han afrontado por lo menos una alerta de ciberseguridad desde la implementación del teletrabajo.

Las amenazas a la seguridad provienen de múltiples fuentes, como los emails de phishing, que coaccionan al receptor para que descargue malware y son una puerta de entrada al pirateo de datos sensibles. Los spyware, troyanos y otras amenazas pueden mitigarse mediante una conexión de red segura, y soluciones VPN y firewalls de última generación. Las soluciones VPN proporcionan a los usuarios un acceso remoto seguro, rápido y fiable a los recursos corporativos, sin importar desde dónde estén trabajando. Al mismo tiempo, las VPNs también funcionan con aplicaciones de seguridad que utilizan la tecnología de inspección profunda de paquetes para examinar el tráfico de la red en busca de amenazas maliciosas, gusanos, troyanos y programas espía provenientes de empleados remotos.

De forma paralela al uso de las VPNs, los profesionales informáticos están cambiando su percepción sobre los firewalls, a causa sobre todo de los nuevos hábitos de trabajo. La adopción de firewalls crecerá en 2021 gracias a la protección superior que ofrecen juntamente con las mejoras en el nivel de rendimiento y flexibilidad. A través de sus aplicaciones, los firewalls proporcionan conexiones VPN seguras que protegen de virus y malware mediante el uso de la Gestión Unificada de Amenazas (UTM).

La UTM es una tendencia emergente en el mercado de los dispositivos de ciberseguridad. Supone una evolución que proporciona un dispositivo "todo en uno" y ofrece servicios de filtrado de contenidos, antivirus, antispam y detección de intrusos, funciones tradicionalmente realizadas por múltiples sistemas. Además, pueden integrar la inteligencia contra amenazas para obtener información escalable y en tiempo real sobre archivos y amenazas.

Mejora de la seguridad mediante la gestión de la red

Para muchas empresas, la velocidad, la seguridad y el rendimiento son fundamentales para mantener la productividad de los trabajadores remotos. Por lo tanto, los equipos de TI deben ser capaces de monitorear y resolver los problemas de los dispositivos y de la red. Las empresas suelen construir su infraestructura de seguridad de red en sus instalaciones para acceder de forma sencilla al hardware y gestionar las políticas de seguridad internas.

Sin embargo, el complejo entorno de las redes actual, la evolución constante de las amenazas y la amplia lista de dispositivos, usuarios, ubicaciones y aplicaciones utilizadas dificulta la prevención manual de intrusiones. Para solventarlo, las soluciones de gestión de redes en la nube permiten a las organizaciones revisar y gestionar la eficiencia y la seguridad de la red de forma remota, visibilizando las posibles amenazas y vulnerabilidades, y proporcionando al mismo tiempo soluciones para bloquear ataques.

El futuro de la seguridad en las redes

Con el aumento del teletrabajo, la seguridad y la disponibilidad de la red debe ser el foco de atención de los equipos de TI. Es fundamental garantizar que las VPNs y los firewalls de una empresa pueden satisfacer las nuevas demandas para mantener la seguridad y la productividad y, al mismo tiempo, deben evolucionar para mantener la protección. Tanto si los empleados trabajan desde casa como en la oficina, las empresas deben reforzar los sistemas de seguridad y garantizar que las redes seguras no se limiten a la oficina.

Gonzalo Echeverría, country manager de Zyxel España

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos