Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La PSD2 brindará mayor seguridad en todo el ecosistema de pagos europeo

  • Opinión

Jordi Nebot, PaynoPain

En este artículo Jordi Nebot, CEO y Cofundador de PaynoPain, revela los oibjetivos y desafíos que supone la normativa PSD2 sobre medios de pago que entró en virgor el pasado 14 de Septiembre.

El pasado 14 de septiembre entró en vigor la normativa PSD2 por parte la Unión Europea sobre servicios de pago. Esta directiva tiene como objetivo mejorar la seguridad de los pagos y reducir el fraude en las compras electrónicas. Por un lado, los bancos deberán ceder los datos de sus clientes a terceras empresas para que puedan ofrecer servicios y soluciones más adaptados a los diferentes tipos de perfil, siempre a petición expresa del usuario. Por otro lado, para aumentar el nivel de seguridad, los usuarios deberán pasar por un proceso de doble autenticación a la hora de realizar transacciones online.

La aprobación de la PSD2 tiene como foco principal la mejora en los tiempos de transacción y garantizar la seguridad de los usuarios en el ecosistema de pagos europeo. Para ello, el sector bancario, los proveedores de pagos electrónicos, fintech, marketplaces y comercios online deberán tomar las medidas necesarias para implantar las tecnologías necesarias para cumplir con los requisitos de la nueva normativa. Dada la complejidad del proceso, la Autoridad Bancaria Europea (ABE) ha aceptado la moratoria solicitada por el Banco de España para ampliar el plazo de cumplimiento.

En este sentido, los bancos tendrán la obligación de compartir los datos de sus clientes con otras empresas, siempre que el usuario dé su consentimiento expreso. Estas compañías podrán así ofrecer servicios al consumidor, por ejemplo, para la gestión de sus finanzas, la gestión de pagos o la obtención de otros servicios bancarios.

En materia de seguridad, la directiva PSD2 obliga a la implantación de un sistema de doble autenticación cuando se realiza una transacción online. Para ello, el usuario deberá autenticarse a través de dos de los tres factores posibles, con el fin de verificar su identidad y evitar fraudes. Estos factores podrán ser algo que tiene (dispositivo móvil o tarjeta de claves), algo que es de su conocimiento (contraseña o PIN) o un elemento biométrico que sea inherente al usuario (huella dactilar, retina o voz).

La nueva directiva PSD2 supone un gran desafío para compañías de múltiples sectores, como por ejemplo podría ser el sector hotelero, donde todavía queda camino por recorrer para ajustarse a los requerimientos de la nueva normativa. Por ello, es fundamental contar con las herramientas tecnológicas adecuadas para que las compañías hagan frente a la nueva normativa, garantizando la seguridad absoluta en el ecosistema de pagos europeo.

Jordi Nebot, CEO y Cofundador de PaynoPain

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos