Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

PSD2, una oportunidad para la biometría de voz

  • Actualidad

smartphone asistente voz

La nueva norma de la Unión Europea sobre servicios de pagos, que empezará a aplicarse en menos de dos semanas, busca reforzar la seguridad del pago electrónico obligando a implantar un sistema de doble autenticación. La biometría de voz, por sus ventajas, puede tener en esta normativa un buen aliado para conseguir un impulso.

“La nueva directiva sobre servicios de pago, PSD2, impulsará el uso de la voz para asegurar transacciones digitales”, sostiene Biometric Vox, especialista español en esta tecnología.

El próximo 14 de septiembre empezará a aplicarse la segunda normativa de la Unión Europea sobre servicios de pago (PSD2), con la que abrirá el mercado a nuevos actores financieros pero con la que también se busca aumentar el nivel de seguridad de las transacciones electrónicas a través de la doble autenticación, tanto en comercios físicos como en la Red. Y ésta puede ser una buena oportunidad de crecimiento para los sistemas de reconocimiento biométrico por voz.

Una de sus novedades en cuestión de seguridad es la obligación de incluir un sistema de doble autenticación del cliente a la hora de realizar el pago, por lo que será necesario incluir al menos dos factores de autenticación para poder realizar la transacción, a elegir entre los de posesión (el teléfono móvil o la tarjeta), conocimiento (una contraseña o el PIN de la tarjeta) e inherencia (factores biométricos).

Según esta empresa, la biometría jugará un papel fundamental en la seguridad de los pagos, ya que evita problemas que pueden derivarse de los otros dos factores, maximizando así la seguridad del proceso. Por ejemplo, el factor de posesión es fácilmente manipulable a través de un robo del dispositivo o del número de la tarjeta. El factor de conocimiento tampoco asegura al 100% el proceso, ya que este dato también puede ser obtenido por terceros o el mismo propietario podría olvidarlo. “Los factores biométricos como la voz evitan el robo de las credenciales (no es posible suplantar la identidad del hablante) y soluciona el problema de pérdidas u olvidos, ya que es una característica que siempre va con el comprador”, subraya.

Además, la tecnología puede verse impulsada por agilizar el proceso de cierre de venta. Por una parte, el cliente sólo tendrá que decir unas palabras para finalizar la compra y efectuar el pago, algo que gracias a esta tecnología apenas requiere de unos pocos segundos. Asimismo, acaba con el error humano en esta parte del proceso, evitando pérdidas económicas a comerciantes y clientes”.

Carlos Gavilán, su director de desarrollo de negocio, resume su potencial diciendo que “la biometría de voz es una de las fórmulas con mayor potencial de cara al futuro próximo como capa de protección a la hora de hacer transacciones digitales. Esta tecnología, que destaca por su fiabilidad y amplitud de aplicaciones, permite la identificación inequívoca del usuario de forma segura, rápida y sencilla, revolucionando así la seguridad en el pago”.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos