Hasta los consumidores más expertos en tecnología son víctimas de fraude

  • Endpoint

Ciberfraude

“Ganar", "regalo gratis", "trato exclusivo" y "actuar ahora" se encuentran entre las trampas lingüísticas que más están funcionando. Solo en el último año, Visa ha bloqueado proactivamente 7.200 millones de dólares en intentos de pagos fraudulentos en 122 millones de transacciones.

  Recomendados....

» Protegiendo el perímetro. Foro IT Digital Security On demand
» Administración Digital: progreso y vanguardia. 29 y 30 noviembre Foro
» Digitalización y seguridad, motor de innovación del sector financiero  Informe

Las estafas digitales con una constante en nuestra vida cotidiana, y, a medida que se acerca la temporada navideña, los estafadores cuentan con que bajemos la guardia y mordamos el anzuelo. Un nuevo informe publicado por Visa, en asociación con Wakefield Research, saca a la luz que, cuando se trata de detectar estafas, los ciberdelincuentes están encontrando vulnerabilidades incluso entre los consumidores más expertos en tecnología. Si bien casi la mitad de la población confía en que puede reconocer una estafa, es probable que el 73% no detecte las señales de alerta.

Desde una notificación de su compañía eléctrica, hasta un correo electrónico que alerta de que ha resultado ganador de un premios, o incluso ofertas de trabajo procedentes de empresas de primer nivel, las estafas afectan a casi todos los puntos de contacto en nuestras vidas digitales. Solo en el último año, Visa ha bloqueado proactivamente 7.200 millones de dólares en intentos de pagos fraudulentos en 122 millones de transacciones antes de que esas transacciones afectaran a los clientes.

"Comprender el lenguaje del fraude es cada vez más esencial en nuestro mundo digital. Los estafadores han alcanzado nuevas alturas de sofisticación tanto en el idioma como en la variedad: nadie es inmune", afirma Paul Fabara, director de Riesgos de Visa. "La educación en torno al lenguaje de las estafas es una parte integral de nuestra protección como consumidores, y resaltar los puntos en común en el lenguaje del fraude ayuda a prevenir el crimen a nivel mundial".

"Ganar", "regalo gratis", "trato exclusivo" y "actuar ahora" se encuentran entre las principales trampas lingüísticas citadas en el informe. El 81% de los encuestados verifican los detalles incorrectos para determinar la autenticidad de una comunicación, centrándose en las características que los estafadores pueden falsificar fácilmente, incluido el nombre o el logotipo de la empresa (46%).

Solo el 60% de las personas informaron que buscaban asegurarse de que una comunicación se envíe desde una dirección de correo electrónico válida. Menos de la mitad (47%) busca asegurarse de que las palabras se escriban correctamente.