Fortinet aúna rendimiento y sostenibilidad en sus firewalls FortiGate 1000F

  • Endpoint

Fortinet firewall

La última serie de sus firewalls de nueva generación proporciona un rendimiento siete veces mayor, para ayudar a la seguridad de las organizaciones a mantener el ritmo de las redes actuales, con un 83% menos de vatios por Gbps de rendimiento que las soluciones de la competencia.

  Recomendados....

» Protegiendo el perímetro. Foro IT Digital Security On demand
» Administración Digital: progreso y vanguardia. 29 y 30 noviembre Foro
» Digitalización y seguridad, motor de innovación del sector financiero  Informe

Fortinet ha lanzado FortiGate 1000F, la última serie de sus firewalls de nueva generación (NGFW), que proporcionan la escalabilidad, el rendimiento y el ahorro de energía necesarios para satisfacer los requisitos de seguridad de los centros de datos empresariales de hoy en día.

Las SPUs de Fortinet permiten al FortiGate 1000F ofrecer una media de 7,4 veces más rendimiento del firewall para ayudar a la seguridad de las organizaciones a mantener el ritmo de las redes actuales. La serie también ofrece un rendimiento de VPN IPsec casi 7 veces mayor y un rendimiento de inspección SSL 7 veces mayor que la media del sector, lo que garantiza la eliminación de los puntos ciegos de la red y permite que las empresas tengan una visibilidad completa de los flujos de red, dos funcionalidades fundamentales para los centros de datos de alto rendimiento, ya que permiten proteger los datos críticos e identificar y detener rápidamente las amenazas antes de que se infiltren en la red.

Además, con un rendimiento de protección contra amenazas dos veces superior a la media del sector, FortiGate 1000F procesa los servicios de seguridad críticos impulsados por la IA/ML, como IPS, control de aplicaciones y protección contra malware, más rápidamente que otras ofertas. Al igual que toda la gama FortiGate NGFWs de Fortinet, FortiGate 1000F permite la transformación digital segura al ofrecer visibilidad y control avanzados sobre el tráfico de red para apoyar a las empresas en la construcción de políticas de red y seguridad contextuales y en evolución.

Seguridad sostenible

FortiGate 1000F está impulsado por un único sistema operativo, FortiOS, que proporciona marcos de seguridad y gestión unificados en todos los factores de forma y perímetros, dando soporte a los entornos híbridos de forma coherente y coordinada. Con FortiOS, los clientes se benefician de una amplia visibilidad, una perfecta integración e interoperabilidad entre los elementos críticos de seguridad, un control granular y automatización. Esto incluye el Acceso Universal Zero Trust Network Access (ZTNA) con una pasarela de aplicaciones ZTNA integrada, que permite el acceso explícito a las aplicaciones y la aplicación de las políticas de Confianza Cero de los clientes.

Los firewalls incorporan un conjunto de servicios de seguridad impulsados por la IA de FortiGuard que son desarrollados y mejorados continuamente por FortiGuard Labs. Para una protección avanzada y en tiempo real contra las amenazas conocidas y desconocidas en el centro de datos, los clientes pueden aprovechar el IPS y el antivirus impulsados por la IA, así como la primera protección de sandbox en línea de la industria para impedir que el malware y el ransomware entren en la red. Los centros de datos empresariales dependen de estos servicios para supervisar y proteger frente a tácticas de ataque basadas en archivos, malware, movimiento lateral, ransomware y ataques basados en credenciales.

La nueva serie FortiGate 1000F también ayuda a los clientes a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad al requerir un 83% menos de vatios por Gbps de rendimiento del firewall y un 86% menos de vatios por Gbps de rendimiento de VPN IPsec. FortiGate 1000F también requiere menos refrigeración que otras soluciones, generando sólo el 15% de las BTU/h por Gbps de rendimiento del firewall en comparación con otros de la competencia.

Los firewall de red de alto rendimiento y bajo consumo de Fortinet hacen que las empresas necesiten menos dispositivos para satisfacer sus necesidades empresariales, lo que ayuda a reducir aún más los costes de espacio y refrigeración en el centro de datos.