En 2020 se detectaron 119.000 amenazas por minuto, un 20% más que en 2019

  • Endpoint

seguridad amenazas threat hunter

Las amenazas transmitidas por email representaron el 91% de los 62.600 millones de amenazas bloqueadas por Trend Micro. Se detectaron casi 14 millones de URL de phishing únicas y las nuevas familias ransomware aumentaron un 34%, con ataques de doble extorsión cada vez más populares.

Recomendados: 

Protección avanzada de datos y continuidad de negocio con Nutanix y Veeam Webinar

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar 

Trend Micro ha publicado su informe resumen de 2020, “A Constant State of Flux: Trend Micro 2020 Annual Cybersecurity Report”, un año en el que tanto los trabajadores como la infraestructura se encontraron bajo una gran presión debido a los ataques, y el que la compañía bloqueó 62.600 millones de ciberamenazas, o, lo que es lo mismo, 119.000 amenazas por minuto, un 20% más que el año anterior.

El informe muestra que las redes domésticas fueron un gran atractivo para los ciberdelincuentes. Trend Micro encontró que los ataques a hogares aumentaron un 210% hasta alcanzar casi 2.900 millones. La gran mayoría (73%) de los ataques a las redes domésticas implicaban ataques de inicio de sesión de fuerza bruta con el objetivo de obtener el control de un router o dispositivo inteligente.

Las amenazas transmitidas por correo electrónico acapararon el 91% de las amenazas bloqueadas por Trend Micro el año pasado, lo que indica que los ataques de phishing seguían siendo enormemente populares. La compañía detectó casi 14 millones de URL de phishing únicas en 2020, a medida que los atacantes apuntaban a trabajadores domésticos distraídos.

Las familias ransomware recién detectadas aumentaron un 34%, con ataques de "doble extorsión" –donde los atacantes roban datos antes de cifrarlos para forzar el pago amenazando con liberar la información robada– y amenazas dirigidas cada vez más populares. El gobierno, la banca, la industria manufacturera y la salud fueron los sectores más atacados. Lo único positivo es que hubo una caída del 17% en las detecciones de ataques BEC, aunque no hay indicios de cuántos tuvieron éxito.

"En 2020, las empresas se enfrentaron a volúmenes de amenazas sin precedentes que golpearon su infraestructura extendida, incluidas las redes de los trabajadores domésticos. Las tácticas familiares como el phishing, la fuerza bruta y la explotación de vulnerabilidades siguen destacando como principales vectores de ataque, lo que debería ayudar al desarrollar defensas", apunta Jon Clay, director de comunicaciones de amenazas globales de Trend Micro. "Las organizaciones globales han tenido ahora tiempo para entender el impacto operativo y de riesgo de la pandemia. El nuevo año es una oportunidad para ajustarse y mejorar con una seguridad integral basada en la nube para proteger al personal y a los sistemas distribuidos".

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos