Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Queda mucho por hacer para que las empresas españolas estén seguras

  • Endpoint

ataque hacker empresa

En su balance anual, Check Point sitúa a España entre los países de la UE con mayor riesgo de infección por malware. Nuestro país necesita avanzar en la seguridad de entornos cloud, la adopción de la totalidad de las medidas del RGPD y la protección de los servicios esenciales.

Quedan pocas semanas para dejar atrás un 2019 que en el campo de la ciberseguridad ha estado cargado de actividad. Así lo indica el informe “Threat Intelligence Report 2019” de Check Point Software Technologies, que señala que las empresas españolas han recibido 436 ciberataques a la semana, siendo el criptojacking y el malware móvil los tipos de amenazas con mayor impacto en las empresas españolas, con un 18,8% y un 18,7% respectivamente.

De media, en los últimos 12 meses España ha estado siempre dentro del top 10 de países de la Unión Europea con un mayor índice de riesgo por infección de malware, siendo junio (5º) y agosto (4º) los meses en los que, según Check Point, España ha obtenido peores resultados. Se trata de un dato que refleja el hecho de que todavía queda mucho por hacer para que las empresas estén seguras en el mundo digital.

En los últimos 12 meses, el 15% de las empresas españolas ha sufrido algún incidente de seguridad en la nube. El principal motivo radica en que las herramientas de seguridad tradicionales apenas ofrecen seguridad en este tipo de entornos, por lo que se recomienda adoptar un nuevo enfoque basado en políticas de seguridad sólidas en la adopción de soluciones de seguridad específicas.

Por otra parte, aunque ya ha pasado más de un año desde la entrada en vigor de RGPD, casi la mitad de las empresas españolas todavía no se han adaptado plenamente a esta normativa europea de protección de datos. Por el contrario, a nivel europeo el 60% de las empresas sí que contemplan la totalidad de las medidas, un 8% más que los datos registrados para España. Los nuevos requerimientos técnicos surgen como la principal preocupación de los responsables de las empresas españolas.

En cuanto a las infraestructuras críticas, 3 de cada 4 instituciones considera que las infraestructuras OT de los servicios esenciales son vulnerables. Asimismo, cabe destacar que tan sólo un 20% califica la capacidad de respuesta en entornos OT como alta, un dato que pone de manifiesto los peligros a los que servicios esenciales como el aprovisionamiento de electricidad y agua, transportes o instituciones médicas se enfrentan. Cabe destacar además que las vulnerabilidades en estos sectores suponen también un grave riesgo para la seguridad y bienestar de todos los ciudadanos.

“Acabamos un año en el que, una vez más, la falta de innovación y concienciación en las estrategias de protección de las empresas siguen siendo relevantes, puesto que limita sus capacidades para hacer frente a los peligros del mundo digital”, asegura Mario García, director general de Check Point para España y Portugal. “El espectro de ciberamenazas actual sigue creciendo en cuanto a cantidad y variedad de ciberataques, pero, sobre todo, en cuanto al nivel de desarrollo tecnológico con el que cuentan. Por tanto, debemos seguir uniendo fuerzas para avanzar en la protección y securización de entornos digitales corporativos, así como concienciar acerca de la necesidad de adoptar enfoques y estrategias de ciberseguridad basadas en la prevención”.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos