Una de cada tres intrusiones tiene éxito en menos de 30 minutos

  • Actualidad

ciberataque

Según el equipo Falcon OverWatch de CrowdStrike, el tiempo que tarda un ciberdelincuente en comprometer un sistema se ha reducido, de media, catorce minutos. Ahora solo tardan una hora y 24 minutos en alcanzar su propósito. Además, la experiencia de la compañía constata que una de cada tres intrusiones tuvo éxito en menos de media hora.

En los últimos doce meses, el equipo de especialistas en ciberseguridad de CrowdStrike ha identificado más de 77.000 intrusiones potenciales, es decir, 1 cada 7 minutos. Este tipo de amenazas eran proactivas y dirigidas por adversarios humanos que han desplegado técnicas maliciosas para evadir cualquier método de detección autónoma.

Son datos que reúne en su último informe anual de amenazas, en el que destaca que el número de intentos de intrusión activos ha crecido un 50% desde el año pasado

Según el equipo Falcon OverWatch de CrowdStrike, el tiempo que tarda un ciberdelincuente, de media, desde que compromete un sistema hasta que consigue su objetivo se ha reducido en 14 minutos: es decir, un criminal tarda ahora solo 1 hora y 24 minutos en alcanzar su propósito, frente a 1 hora y38 minutos que necesitaba el año pasado. Además, una de cada tres intrusiones (30 %) tuvo éxito en menos de 30 minutos, según la firma.

El último año hemos vivido una serie de tensiones geopolíticas y presiones económicas que han provocado un aumento de las ciberamenazas como nunca antes habíamos visto y, para Param Singh, vicepresidente de Falcon OverWatch de la ifrma, "si queremos frustrar los esfuerzos que llevan a cabo los ciberdelincuentes es necesario poner en valor las soluciones de búsqueda proactiva de ataques avanzados y ocultos. La combinación de una tecnología de última generación con un equipo de profesionales con conocimientos avanzados es la mejor estrategia actual para proteger a las organizaciones de cualquier tamaño de las amenazas sofisticadas que estamos observando”.

En el informe anual de CrowdStrike revela también cómo los grupos organizados de ciberdelincuentes siguen siendo la mayor amenaza mundial, con un 43% de actividades delictivas lideradas por este tipo de actores, seguidos por un 18 % de ataques procedentes de diferentes gobiernos.

Por otro lado, el equipo de expertos de CrowdStrike ha querido destacar que los ataques sin malware son los predominantes: un 71% de las detecciones llevadas a cabo por la compañía no incluían malware.