Claves para elegir una pasarela de pago segura

  • Actualidad

Pagos sin contacto

El fraude es una de las mayores amenazas para los comercios online ya que pone en peligro el desarrollo del negocio y a los clientes que quieran comprar a través de sus portales. Uno de los momentos críticos que hay que asegurar es el pago, por lo que contar la pasarela adecuada es fundamental. Por eso, repasamos qué aspectos hay que considerar a la hora de elegirla.

El 80% de las empresas cree que ser víctima de un ciberataque es “muy probable”, pero solo el 30% trabaja con métodos de ciberseguridad según la Encuesta sobre seguridad 2021, de GoDaddy. El momento crítico para que estos ciberdelincuentes consigan su objetivo es el del pago.

Estos son los cinco aspectos que que se deben tener en cuenta al elegir una pasarela de pagos, para evitar pérdidas por ciberdelitos, que han reunido los expertos de PaynoPain, especialista en el desarrollo de herramientas de pagos online:

- PSD2: esta normativa lleva activa desde noviembre de 2020. Su función es aumentar la seguridad para el comprador online y expresa que este debe ser identificado y autenticado a través de dos vías diferentes para evitar el uso de tarjetas robadas. Esto es posible a través de tecnologías como el 3Dsecure, que se encargan de autentificar al comprador desde el móvil de manera doble.

- Sistemas de Verificación de Dirección (AVS): esta herramienta comprueba la dirección de facturación del titular de la tarjeta. Al verificarla, la transacción se vincularía a una dirección física y las posibilidades de que se cometa un fraude se reducen drásticamente. Para realizar la confirmación de la dirección real el sistema compara la dirección de facturación indicada con los resultados reales archivados en el banco emisor.

- Normas de seguridad PCI: se refiere a la “Normativa Estándar de Seguridad de Datos para la Industria de Tarjeta de Pago”. Cualquier empresa que almacene datos de pago de clientes necesita cumplir con esta. Es importante que la pasarela de pago a elegir cumpla también ya que si no lo hace, no entrará en el círculo de lo legal y acarreará grandes problemas a futuro.

- Tokenización de tarjetas: El token es un código único identificativo, empleado durante el proceso de pago digital. Gracias a este nuevo sistema se pueden reemplazar los datos expuestos en la tarjeta por un nuevo código único, privado y elegido por el usuario. Al no dejar expuestos los datos con los que se puede hacer uso de la tarjeta se eliminan muchas amenazas de fraude o robo.

- Sistema antifraude inteligente: esta herramienta se encarga de establecer reglas dinámicas de riesgo, basándose en datos obtenidos de pasadas experiencias de fraude. Este es un aspecto definitivo para saber que nos encontramos ante una pasarela de pago segura. Gracias a este sistema se pueden establecer parámetros de comportamientos sospechosos y bloquear a usuarios que pongan en riesgo la seguridad del comercio. Cuanto más adaptable sea, más útil será para el negocio y, además, funcionará mejor a la hora de detectar actividades fraudulentas.