70 páginas web fraudulentas son bloqueadas por orden judicial

  • Actualidad

operación TOKIO-DESLA

Las páginas web contenían ofertas de productos electrónicos y electrodomésticos con precios muy por debajo del precio habitual de mercado. El fraude habría afectado a 4.000 víctimas, cuantificándose en cerca de 2,5 millones de euros los beneficios obtenidos por sus autores.

Recomendados: 

Generando entornos de datos modernos. Webinar

SASE. El futuro de la seguridad en la red. Acceder

Agentes del Departamento contra el Cibercrimen de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, conjuntamente con la Policía de la Generalitat-Mossos d'Esquadra, han desmantelado un grupo criminal dedicado a la venta de productos a través de páginas web fraudulentas, en el marco de la operación TOKIO-DESLA. La investigación ha revelado que los estafadores habían puesto en marcha más de 70 páginas web fraudulentas y se calcula que el alcance del fraude se situaría en 4.000 víctimas y cerca de 2,5 millones de euros obtenidos, según cifras provisionales.

Las páginas web contenían ofertas muy atractivas de productos electrónicos y electrodomésticos. Los precios estaban muy por debajo del precio habitual de mercado, con anuncios y descuentos que iban más allá de las rebajas ofertadas habitualmente. Para dar más rigor a las páginas web, sus creadores efectuaban pagos de considerable importe para posicionarlas en lugares destacados en los buscadores.

Una vez finalizado el proceso de compra por parte de la víctima y realizada la transferencia bancaria, los compradores nunca recibían los productos adquiridos. Este hecho, sumado a la multitud de comentarios y reseñas negativas publicadas en la red sobre estos sitios, obligaba a las mismas a proceder a la reclamación del importe estafado, no consiguiendo ponerse en contacto con los responsables por regla general. En las contadas ocasiones en las que lo lograban, éstos se excusaban, entre otras cosas, en el hecho de que los precios tan ventajosos se debían a compras compartidas de distintos proveedores y de grandes lotes de productos, que se irían despachando y entregando en los meses siguientes, no entregando tampoco en ese caso el producto adquirido.

Hasta ahora, las investigaciones sobre estos grupos criminales se orientaban a la identificación de sus miembros, así como al cierre de los sitios web vía autorización judicial. En este caso, además, se centró la investigación en el servidor en el que se alojaban las páginas web, pudiendo localizarlo e intervenirlo físicamente. Esto permitió inhabilitar el acceso a los contenidos de las distintas páginas web objeto de investigación, además de configurar un mensaje con los logotipos de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Civil en el que se alertaba a los potenciales clientes, de que la web en cuestión había sido intervenida. De este modo se conseguía un efecto disuasorio al ciudadano, impidiendo sólo el primer día posterior a las actuaciones que 1.000 personas pudieran ser víctimas potenciales de estos hechos.

El dispositivo operativo conjunto finalizó con la detención de siete integrantes del grupo investigado, así como en la práctica de ocho entradas y registros, seis en domicilios y dos en locales, de municipios del Vallès Oriental como Bigues i Riells, La Roca del Vallès, Lliçà d’Amunt y Granollers. Durante las mismas se intervinieron dispositivos electrónicos, ordenadores, diversa documentación, monederos de criptomonedas, varios discos duros y un servidor. La investigación continúa abierta y no se descarta la existencia de terceras personas vinculadas con estos hechos, así como de un mayor número de víctimas aún no identificadas.

Según estadística del Ministerio del Interior, las estafas por internet superan el 90% de los delitos conocidos, poniéndose de manifiesto la dinámica ascendente de este tipo de delitos.