Cómo protegerse frente al software espía Pegasus y otros programas maliciosos

  • Actualidad

espiar_ojo_vigilancia

Desde la creación de la primera versión de Pegasus en 2016, se calcula que pueden haber sido atacados más de 30.000 usuarios de todo el mundo. Aunque la protección total de los dispositivos frente al software de vigilancia profesional es prácticamente imposible, los usuarios pueden adoptar medidas que pongan las cosas difíciles a los atacantes.

Recomendados: 

El nuevo paradigma de seguridad para entornos SDWAN Webinar

Lee IT Digital Security (Febrero de 2022) para PC y Mac Leer

Nuevas reglas de seguridad para aplicaciones web y API Leer

Pegasus, Chrysaor y Phantom, entre otros programas, son conocidos como "software de vigilancia legal", ya que han sido desarrollados por compañías privadas y se han desplegado de forma generalizada a través de una variedad de exploits, incluyendo varios del tipo día cero y cero clics en iOS. Periodistas, políticos, defensores de los derechos humanos, abogados y activistas públicos son los objetivos principales de este tipo de programas espía.

Para hacer frente a esta amenaza, Kaspersky ha elaborado una serie de recomendaciones para que los usuarios de dispositivos móviles, tanto de Android como de iOS, puedan protegerse de Pegasus y de otros programas maliciosos dirigidos a móviles:

Es importante reiniciar el dispositivo móvil todos los días. El reinicio ayuda a limpiarlo, de manera que los atacantes tendrían que reinstalar continuamente Pegasus en el dispositivo, por lo que es mucho más probable que el ataque sea detectado por las soluciones de seguridad.

Como algo habitual, se debe mantener el dispositivo móvil actualizado e instalar las últimas actualizaciones tan pronto como estén disponibles. Aunque muchos de los exploits se dirigen a vulnerabilidades ya parcheadas, siguen siendo peligrosos para aquellos usuarios que tienen teléfonos antiguos y que posponen las actualizaciones.

Es importante, además, no hacer clic nunca en los enlaces de mensajes. Se trata de un consejo sencillo pero efectivo. Estos pueden llegar en forma de mensaje SMS, aunque también a través de otros servicios, como el correo electrónico. Si recibes un mensaje con un enlace ábrelo en un ordenador de sobremesa, preferiblemente usando TOR como navegador o con un sistema operativo seguro no persistente como Tails.

Por otra parte, es recomendable utilizar un navegador alternativo para las búsquedas web. Ciertos exploits no funcionan igual de bien en navegadores alternativos como Firefox Focus si se comparan con navegadores más convencionales como Safari o Google Chrome.

Hay que utilizar siempre una VPN, ya que dificulta que los ciberdelincuentes detecten a sus objetivos en función de su tráfico de Internet. A la hora de comprar una suscripción a una VPN, hay que tener en cuenta algunos aspectos: optar por servicios establecidos que lleven tiempo funcionando, que acepten el pago con criptomonedas y que no requieran información de registro.

También es necesario instalar una aplicación de seguridad que compruebe y avise si el dispositivo ha sufrido un jailbreak. Para persistir en un dispositivo, los atacantes que utilizan Pegasus suelen recurrir a hacer jailbreak al dispositivo objetivo. Si un usuario tiene instalada una solución de seguridad, puede ser alertado del ataque.

Por último, conviene que los usuarios de iOS activen a menudo los sysdiags (diagnósticos de sistema) y los guarden en copias de seguridad externas. Los artefactos forenses pueden ayudarte a determinar más adelante si has sido atacado. Los expertos de Kaspersky también recomiendan a los usuarios de iOS que estén en riesgo que desactiven FaceTime y iMessage. Como están activados por defecto, se trata de un mecanismo de entrega preferido para las cadenas de cero clicks.

Qué hacer si el usuario ya ha sido víctima de un ataque

Si ya es demasiado tarde para evitarlo, hay una serie de pautas a seguir:

-- Cambie de dispositivo: si estaba en iOS, pruebe a pasarse a Android durante un tiempo y viceversa. Esto podría confundir a los atacantes durante algún tiempo; por ejemplo, se sabe que algunos actores de amenazas han comprado sistemas de explotación que sólo funcionan en una determinada marca de teléfono y sistema operativo.

-- Consiga un dispositivo secundario, preferiblemente con GrapheneOS, para comunicaciones seguras. Utilice una tarjeta SIM de prepago, o conéctese solo vía Wi-Fi y con TOR en modo avión.

-- Evite los programas de mensajería en los que haya que proporcionar el número de teléfono. Una vez que un ciberdelincuente tiene su número de teléfono puede atacar fácilmente a través de muchos servicios de mensajería diferente, ya que la mayoría están vinculados a su número de teléfono. Una nueva e interesante opción es Session, que enruta automáticamente los mensajes a través de una red de las denominadas “Onion style” que no depende de los números de teléfono.

-- Intente ponerse en contacto con un investigador de seguridad local y hable con él sobre mejores prácticas. Comparta mensajes sospechosos o registros siempre que le resulten extraños. La seguridad nunca es una foto instantánea 100% segura; piense en ella como algo que fluye y necesita ajustar la navegación dependiendo de la velocidad, las corrientes y los obstáculos.

Además, los expertos de Kaspersky aconsejan que la víctima se ponga en contacto con un periodista para contarle su historia. “Lo que ha acabado con muchas empresas de vigilancia ha sido la mala publicidad gracias a reporteros y periodistas que han escrito sobre los abusos y han expuesto las mentiras y las infracciones realizadas”, sostienen.