Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Así evolucionará el mercado de ciberseguridad en 2020

  • Actualidad

ciberseguridad 5

El gasto en ciberseguridad se situará a finales de este año en 123.800 millones de dólares, lo que supondrá un crecimiento del 2,4% con respecto a 2019. Antes de la pandemia, sus previsiones lo fijaban en un 8,7%. Aún así, según un estudio de la firma de seguridad Check Point, el 79% de las empresas tiene como prioridad reforzar la ciberseguridad.

Recomendados: 

La persistencia del ransomware Webinar

Ciber resiliencia en el ecosistema eléctrico Leer 

La demanda a corto plazo de seguridad cloud y proteger a los teletrabajadores hará que el mercado crezca pero no lo suficiente como para que se cumplan las expectativas que Gartner tenía para este mercado a finales de año, cuando no había hecho su irrupción la pandemia global generada por el coronavirus.

La firma sostiene que el mercado seguirá creciendo, pero a un ritmo menor. Así, sus cálculos son que el gasto a final de año alcance los 123.800 millones de dólares, lo que fijará el crecimiento en un 2,4%. Por tanto, se quedará lejos de las previsiones realizadas a finales de diciembre que situaban el incremento en un 8,7%.

Gartner confirma de esta manera que, al igual que otros segmentos de mercado, el del software y servicios de seguridad también se verá afectado por la crisis.

Evolución por áreas
Según sus datos, éstas son las áreas que crecerán, con la seguridad cloud a la cabeza con un crecimiento nada desdeñable sobre 2019 del 33,3%, llegando a mover 585 millones de euros. Le siguen las soluciones de seguridad de los datos (7,2%), seguridad de las aplicaciones (6,2%), protección de las infraestructuras y de gestión de accesos e identidades (ambas categorías registrarán aumentos del 5,8%), gestión integrada de riesgos (3,8%), servicios de seguridad (3,7%) y otros servicios de software de seguridad de la información (3,1%).

Los descensos se producirán en la categoría de equipamiento de seguridad de red, en la que el gasto caerá un -12,8, y seguridad en el mercado de consumo, que prácticamente permanecerá plano, con un descenso del -0,3.

Los ámbitos de mayor peso en el conjunto del mercado seguirán siendo los servicios de seguridad, protección de infraestructuras, equipamiento de seguridad de red y gestión de accesos e identidades.

Reforzar la ciberseguridad, objetivo prioritario para casi ocho de cada diez empresas
Pese a los datos ofrecidos por Gartner, el 79% de las empresas tiene como prioridad reforzar la ciberseguridad. Al igual que aumentaron las amenazas durante el confinamiento, el 75% de los expertos en esta disciplina consultados por Check Point temen un aumento de los ciberataques en un nuevo escenario que seguramente combinará el trabajo presencial con el teletrabajo.

Para estos expertos, en los próximos meses, las empresas apostarán por una postura de prevención de amenazas: casi un 80% las compañías tiene como principal prioridad reforzar sus niveles de ciberseguridad y prevenir ciberataques y no es extraño porque tres de cada expertos en este ámbito piensan que se va a producir un aumento de amenazas como consecuencia de la nueva modalidad mixta de trabajo presencial y en remoto.

Ésta es una de las conclusiones de un sondeo realizado entre más de 270 profesionales del sector de la tecnología y seguridad en todo el mundo. A través de las respuestas, un 51% señala también que los ataques dirigidos a los endpoint en entornos domésticos es una gran preocupación, seguido por los ataques contra los dispositivos móviles de los empleados (33%).

Para proteger la información corporativa de los riesgos de un entorno de trabajo híbrido, Check Point recomienda que se desplieguen tácticas de seguridad para un entorno de trabajo descentralizado. En este punto, según su director técnico para España y Portugal, Eusebio Nieva, el 65% de las empresas bloquea el acceso a la información corporativa que se produce desde equipos que no trabajaban dentro de la VPN corporativ2a, pero aún hay un 35%que no han implementado este tipo de medidas, por lo que dejan la puerta abierta para que los cibercriminales puedan lanzar campañas de ciberamenazas, entre las que destaca el phishing, muy utilizando la pandemia del Covid-19 como gancho (55%).

Ante el nuevo escenario, por tanto, habrá que blindar las vías de comunicación y esto incluye las aplicaciones de videollamadas pero también el email ya que, de acuerdo con los datos de la firma de ciberseguridad “un 46% de los ataques que han sufrido las empresas españolas durante el último mes el email ha sido el vector de ataque”.

Por otro lado, las empresas tendrán que poner su atención tanto en proteger los entornos cloud como los dispositivos móviles para evitar intrusiones y posibles "puntos ciegos" dentro del perímetro corporativo.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos