Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ransomware y las filtraciones de dato: una relación de causa-efecto

  • Actualidad

vulnerabilidad fallo alerta

El aumento en el robo de datos y las filtraciones de información han sido actualidad en mayo, según recoge un estudio de Eset, que destaca que buena parte de ellas están relacionadas con casos de ransomware.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

En su informe de seguridad del mes de mayo, Eset ha establecido una relación de causa-efecto entre los ataques de ransomware y las filtraciones de datos. Según explica, “los delincuentes empezaron ya a finales de 2019 a utilizar la amenaza de filtrar información robada antes de cifrarla para conseguir que las empresas afectadas pagaran el rescate solicitado”.

Esta es una tendencia que no ha parado de aumentar desde entonces, señala en un informe, que revisa los principales ciberataques y concluye que los ciberdelincuentes siguieron aprovechándose en mayo de las distracciones con el correo durante la pandemia para extender sus ataques y que el mes volvió a ser prolífico en vulnerabilidades y fallos en la seguridad móvil. 

Principales filtraciones
Uno de los casos sonados fue el de la aerolínea easyJet, que afectó a la información de nueve millones de sus clientes, entre los que también se encontraría la información de más de 2.000 tarjetas de crédito. La empresa lanzó un comunicado confirmando que había sido víctima de un ciberataque que provocó este robo de información.

Como dato curioso, las tres empresas más importantes del mundo del videojuego también sufrieron filtraciones de información confidencial. Tanto Sony como Microsoft y Nintendo se vieron afectadas por la filtración de información confidencial relacionada con su hardware y software. En el caso de Microsoft, la información filtrada consistiría en el código fuente del sistema operativo de la primera Xbox y el de Windows NT 3.5, mientras que en el de Nintendo se habría filtrado información relacionada con generaciones pasadas de consolas Nintendo, entre las que se encontrarían Nintendo 64, GameCube y Wii.

Por su parte, Sony sufrió la filtración de imágenes y vídeos con gameplay de uno de sus lanzamientos más esperados: “The last of us 2”. En un principio se apuntó a que se podría tratar de una venganza de algún empleado descontento de Naughty Dog, la desarrolladora del juego, por las malas condiciones de trabajo que forzaba a los empleados a maratonianas jornadas laborales. Sin embargo, Sony confirmó el 1 de mayo que ningún empleado de Naughty Dog ni de Sony estaría involucrado en esta filtración y todo se trataría de la obra de un grupo de ciberdelincuentes.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos