Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Consejos para proteger los datos personales de las apps móviles

  • Actualidad

movilidad-amenaza

La revalorización de los datos y la creación de un mercado en torno a ellos han convertido los teléfonos móviles en el punto débil de la privacidad, según PrivacyCloud, que ha recopilado una serie de consejos para proteger la información personal de las apps móviles del usuario.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

El smartphone es un gran almacén de información personal del usuario que hay que proteger para evitar que las apps móviles invadan su privacidad.

Para salvaguardarla, PrivacyCloud ha reunido seis consejos

- Evitar instalar versiones de Android/iOS no oficiales: según la firma, instalar un sistema operativo no oficial puede aportar un mayor rendimiento del teléfono o un diseño diferente al resto de móviles, pero utilizar una ROM desarrollada por un tercero y no por el equipo oficial de Google o Apple puede tener graves consecuencias para la privacidad del usuario, ya que el sistema operativo podría recabar los datos del teléfono y enviárselos al desarrollador.

- Descargar aplicaciones únicamente de sitios oficiales: aunque el mero hecho de descargar una aplicación desde el App Store de iOS o el Play Store de Android no es suficiente para asegurar unos términos de privacidad óptimos, sí es garantía de que no será excesivamente abusiva. Para ser publicada en estas plataformas todas las apps deben pasar unos filtros previos y adecuarse a su política interna, garantizando unos mínimos a los usuarios. 

- Informarse sobre el respeto a la privacidad del fabricante del teléfono: siempre es recomendable optar por marcas que practiquen y demuestren una buena filosofía de respeto al usuario. “Optar por un teléfono barato, fabricado siguiendo las normativas de privacidad de otro país, puede salir caro y ser peligroso para los datos del usuario”, señala la firma.

- Desconfiar si una app solicita acceso a partes innecesarias para su funcionamiento: en ese caso, lo mejor es buscar otras opciones que puedan ofrecer el mismo servicio.

- Eliminar la información y apps que no se utilizan: conviene no tener aplicaciones innecesarias instaladas y borrar toda la información que va quedando almacenada en la memoria del teléfono periódicamente son buenas formas de que el usuario se exponga más de lo necesario.

- Utilizar un escáner de apps para analizar tanto las ya instaladas como las descargas nuevas. De esta forma, el usuario tendrá una visión clara y detallada sobre qué riesgos corre su privacidad al usar cada una de ellas.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos