Datos de identificación personal se venden por tan solo 17 dólares en la Dark Web

  • Endpoint

Hacker

En 2021 se vendieron más datos falsos de tarjetas de crédito, información personal y documentos que en 2020, mientras que otros productos, como cuentas de billeteras de criptomonedas y servicios web como Uber, están más disponibles por precios que parten de los 15 euros.

Un estudio realizado por expertos en ciberseguridad Privacy Affairs ha detallado los precios sorprendentemente bajos de los datos de información personal, incluidas las tarjetas de crédito y las cuentas bancarias, disponibles en la Dark Web. Su investigación concluyó que los delincuentes que usan la web oscura solo necesitan gastar 1,1 dólares por un conjunto completo de detalles de la cuenta de una persona, lo que les permite crear identificaciones falsas y falsificar documentos privados, como pasaportes y licencias de conducir.

Sin embargo, los especialistas en ciberseguridad y privacidad de datos revelaron que el acceso a otra información se está volviendo aún más barato. Su Índice de Precios de la Dark Web 2022, basado en el escaneo de datos de mercados, foros y sitios web de la web oscura, revela que los detalles de la tarjeta de crédito e información asociada están disponibles por entre 17 y 120 dólares; la información de inicio de sesión de la banca online cuesta 45 dólares; una cuenta de Facebook hackeada está disponible por 45 dólares; una VISA clonada con PIN por 20 euros; y detalles de una cuenta de PayPal robada, con saldos mínimos de 1000 dólares, cuesta tan solo 20 dólares.

En el último año, el mercado de la Dark Web creció tanto en volumen como en variedad de productos, por lo que, a medida que creció la oferta, la mayoría de los precios se desplomaron. Más de 9.000 vendedores activos que venden identificaciones falsas y tarjetas de crédito reportaron unas ventas de varios miles de dólares.

En 2021 se vendieron más datos falsos de tarjetas de crédito, información personal y documentos que en 2020, mientras que nuevos productos, como las cuentas de criptomonedas pirateadas y servicios web como Uber, están más disponibles.

Privacy Affairs revela que las cuentas de plataformas y billeteras de comercio de criptomonedas, que durante mucho tiempo se pensó que eran impermeables a los ataques de piratería, también están de moda. Cuentas pirateadas de reconocidas plataformas como LocalBitcoins, Kraken y Coinbase, aparecen en los listados de la Dark Web con precios que van desde 90 a 250 dólares.

Aquellos con un gusto por el entretenimiento pueden comprar acceso a servicios de streaming. Una suscripción hackeada de Netflix de un año se vende a 25 dólares; una cuenta de HBO cuesta 4 dólares, una cuenta de Bet365 cuesta 40 y una cuenta de Uber pirateada cuesta 15.