Los datos robados se propagan 11 veces más rápido en la dark web que en 2015

  • Actualidad

cibercrimen2

La dark web, el valor de los datos robados y los comportamientos de los ciberdelincuentes han cambiado mucho en los últimos años, según constata una nueva investigación de Bitglass, titulada “Dónde están mis datos 2021”, en la que compara los resultados obtenidos de otro análisis realizado en 2015.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento 

Caminando hacia Zero Trust, el modelo de seguridad que se impone en la empresa Evento

El aumento las brechas de datos, así como las nuevas vías para que los ciberdelincuentes moneticen la información sustraída, han llevado a este aumento del interés y la actividad en torno a los datos robados en la dark web. Los datos de un estudio de Bitglass revelan que los estos se propagan 11 veces más rápido en la Internet oscura que hace seis años.

En 2015, la compañía llevó a cabo el primer experimento de rastreo de datos del mundo para comprender mejor cómo se visualiza la información y se accede a ella en la Dark Web. Hoy en día, en un mundo cada vez más digital y con un creciente número de brechas de datos, el Grupo de Investigación de Amenazas de Bitglass ha repetido esa investigación, y ha comparado los resultados con los de hace seis años y ha obtenido las siguientes conclusiones.

Entre las conclusiones más relevantes destaca que los datos procedentes de brechas registraron más de 13.200 visualizaciones en 2021 frente a las 1.100 visualizaciones de 2015, un aumento del 1.100%. Hace seis años, se tardaron doce días en alcanzar las 1.100 visualizaciones de los datos; en 2021, se consiguió esa cifra en menos de 24 horas en superar ese hito. Por tanto, los datos se ven más y en menos tiempo.

Según la firma, los datos de las brechas se descargaron desde entidades de cinco continentes diferentes, y los tres lugares más frecuentes de procedencia de las descargas de los datos robados fueron Kenia, Estados Unidos y Rumanía.

La investigación también confirma que el número de usuarios anónimos de la Dark Web en 2021 (93%) supera al de 2015 (67%), y que existe un especial interés por los datos de las empresas de retail y de los gobiernos por parte de los usuarios anónimos, 36% y 31% respectivamente.

Está claro que los datos de la Internet oscura se están propagando más lejos y más rápido y, como explica Mike Schuricht, líder del Grupo de Investigación de Amenazas de la compañía, “no solo eso, sino que los ciberdelincuentes están mejorando a la hora de cubrir sus huellas y tomar medidas para evadir los esfuerzos de las fuerzas de seguridad dirigidos a perseguir la cibercriminalidad”.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos