Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 39% de los padres instala herramientas de control parental en los dispositivos de acceso de los niños

  • Endpoint

niño menos internet

Aunque el 58% de los padres españoles dice que sus hijos son plenamente conscientes de los riesgos y peligros de la red, el 45% se muestra cauteloso y chequean manualmente los dispositivos de sus hijos después de su uso. Un 39% utiliza controles parentales para restringir el uso que hacen de Internet o ver los detalles de su navegación.

Muchos padres mantienen conversaciones abiertas con sus hijos sobre la necesitan de navegar seguros por Internet y, hacerlo, según Kaspersky, es una técnica efectiva para prevenir riesgos.

La firma de seguridad ha realizado un estudio que analiza cómo se enfrentan los progenitores a la actividad de los niños en el mundo online y cómo evitar que sean víctimas de riesgos como que hablen con extraños, ciberacoso, robo de identidad, etc.

Según este documento, el 58% de los padres españoles dice que sus hijos son conscientes de los riesgos y de cómo evitarlos y el 54% de los padres españoles con niños entre 7 y 12 años señala que confía en que sus hijos autorregulen el tiempo que pasan en la red. Además, el 37% afirma no sentir la necesidad de controlar o supervisar la navegación y el uso de Internet de sus hijos, y el 70% confía en que estos naveguen de forma segura sin supervisión.

Muchos padres también son más proactivos a la hora de averiguar lo que sus hijos hacen en Internet. Por ejemplo, el 45% revisa manualmente los dispositivos de sus hijos tras su uso, como el historial de búsqueda del navegador. Esto podría deberse a que sus hijos ocultaron previamente su actividad en Internet o no hicieron caso de sus consejos. Algunos padres utilizan también la técnica del "castigo digital", que consiste en prohibir la utilización de los dispositivos si se ha producido un mal comportamiento. El 61% de los padres españoles también fija límites de tiempo para el uso de dispositivos conectados a Internet por parte de sus hijos.

Otras opciones para controlar la actividad en la red de los menores son la instalación de controles parentales en los dispositivos para restringir o limitar el uso de Internet o ver los detalles de su navegación (39%), la utilización de controles parentales ya incorporados, como los que se encuentran en las consolas de videojuegos (30%), así como la configuración de los routers Wi-FI de la familia para desactivar el acceso a Internet después de un período de tiempo determinado (24%).

Consejos del experto
Adoptar el bloqueo automático de dispositivos para controlar el tiempo que su hijo utiliza el ordenador, teléfono inteligente o tablet. Esto también evita que los niños pasen todo su tiempo libre frente a una pantalla y permite establecer la cantidad de tiempo que cada familia considere aceptable.

- Las redes sociales forman parte del espacio personal de los niños, por lo que el control de su comportamiento en la red podría percibirse como una invasión de la privacidad, especialmente en el caso de los más mayores. Simplemente trate de involucrarse para conocer mejor sus intereses y establecer una relación más estrecha.

- A los niños no les suele gustar hablar del contenido que publican en sus redes sociales con los padres. Lo mejor que se puede hacer es hablar de cómo lo usan, sin criticar ni presionar, y ofrecer consejos para que tengan cuidado al hacer nuevos amigos o contactos.

- Utilizar una solución de seguridad que proteja el uso de Internet de los niños. En su caso, la edición familiar de Kaspersky Security Cloud incluye Kaspersky Safe Kids, servicio diseñado específicamente para proteger el uso de Internet de los niños y los datos privados.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos