Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los padres españoles se preocupan cada vez más por los riesgos de Internet para sus hijos

  • Actualidad

estudiantes_jovenes_

El 47% de los niños españoles se ha enfrentado a algún tipo de amenaza online, y los padres son conscientes de que las amenazas aumentan. ¿Qué deben hacer para protegerles?

También puedes leer...

DNS Security for Dummies

Diez capas de seguridad para contenedores

20 Casos de uso de CASB

Los riesgos de Blockchain

Diez consejos sobre la gestión de Bots

La dependencia de internet de los jóvenes españoles es cada vez mayor y está haciendo que más de un tercio de los padres (36%) muestre una seria preocupación por la adicción a Internet de sus hijos.

Esta preocupación se ve reflejada en las cifras aportadas por un estudio realizado por Kaspersky Lab y B2B. Según este documento, y teniendo en cuenta siempre la opinión de los padres en nuestro país, uno de cada diez menores de 18 años son adictos a Internet. Junto a la preocupación por que sus hijos accedan a contenidos considerados inapropiados o explícitos (39%) o se puedan comunicar con extraños (35%), la incapacidad de los niños para alejarse del mundo online se está convirtiendo rápidamente en una preocupación clave para los padres.

El 54% de los progenitores siente que las amenazas online que penden sobre sus hijos aumentan, y ello en parte se debe al tiempo cada vez mayor que pasan conectados. Por eso, no es de extrañar que el 33% haya tomado la decisión de limitar el tiempo que sus hijos pueden pasar conectados a la red.

Sin embargo, limitar el tiempo que se pasa conectado no necesariamente mantiene a los niños a salvo del peligro. En un periodo de doce meses, el 47% de los niños se enfrentó con al menos una amenaza online, el 15% accediendo a contenido inapropiado o entrando en contacto con software malicioso y virus (13%).

Educar y concienciar a los niños en el buen uso de Internet, alertarles de los peligros que pueden encontrar y ayudarles y apoyarles en el descubrimiento de Internet y de las buenas prácticas es fundamental. Un 37% de los padres habla regularmente con sus hijos para enseñarles los peligros de las amenazas online, y un 34% trata de supervisarles cuando están conectados, lo que potencialmente ofrece oportunidades para identificar y resaltar cualquier amenaza que pueda aparecer y complementar así sus esfuerzos educativos.

Todos los padres quieren proteger a sus hijos y mantenerlos seguros, pero limitar su acceso al mundo online no es necesariamente el mejor modo de hacerlo. Según Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia, la educación y la comunicación juegan un papel vital a la hora de garantizar que los hijos utilicen Internet de manera responsable y segura, “pero también es imperativo utilizar un software que refuerce nuestras defensas. Limitar el tiempo que pasan conectados a Internet es clave, pero no funciona aisladamente. La tecnología puede ayudar a reducir los riesgos, al permitir que los niños puedan explorar todos los aspectos positivos de Internet y desarrollar sus habilidades digitales sin tener que preocuparse por las ciberamenazas”.

La experiencia de la firma
Hace cuatro años, Kaspersky Lab puso en marcha, en colaboración con la Fundación Alia2, el proyecto Familia Segura, que nació con el objetivo principal de concienciar y educar a padres y a niños sobre los riesgos que conlleva un uso irresponsable de Internet. El programa enseña a los adultos a ver la red desde el punto de vista de sus hijos, detectar los riesgos existentes y conocer los mecanismos de protección y de denuncia en caso de necesidad.

Kaspersky Safe Kids está diseñado para ayudar a los padres a adoptar un enfoque más eficaz a la hora de proteger a sus hijos de los peligros que acechan en la red. Gracias a esta solución, los padres pueden escoger entre bloquear el acceso de sus hijos a ciertas aplicaciones y sitios web o ayudar a los niños a ser conscientes por sí mismos de los peligros, advirtiéndoles si los sitios web o las aplicaciones a los que están a punto de acceder son peligrosos y pueden incluir contenido peligroso. Desde la imposición de límites en el tiempo de acceso hasta el seguimiento de las actividades online, Safe Kids puede proporcionar la capa de protección adicional que los padres necesitan para proteger completamente a sus hijos frente a las amenazas presentes y futuras.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos