Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Google Play introduce cambios en los permisos de las aplicaciones

  • Endpoint

Google PLay

Las aplicaciones que no tengan la función de controlador predeterminado de SMS, teléfono o asistencia no podrán declarar el uso de estos permisos en su archivo de manifiesto. Las registradas con ese fin solo pueden utilizar un permiso y los datos para ofrecer funciones críticas.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

En su compromiso por ofrecer a los usuarios un entorno seguro, prohibiendo las aplicaciones engañosas, maliciosas o que tengan como objetivo hacer un uso inadecuado de redes, dispositivos o datos personales, Google Play ha introducido un nuevo requisito para las aplicaciones, por el que solo pueden solicitar permisos que sean necesarios para implementar funciones o servicios críticos.  En concreto, las aplicaciones que no tengan la función de controlador predeterminado de SMS, teléfono o asistencia no podrán declarar el uso de estos permisos en su archivo de manifiesto.

Las aplicaciones deben estar registradas de forma activa como controladores predeterminados de SMS, teléfono o asistencia para solicitar a los usuarios que acepten cualquiera de estos permisos, y deben dejar de usar los permisos inmediatamente si dejan de actuar como controladores. Estas aplicaciones solo pueden utilizar un permiso y los datos derivados de él para ofrecer funciones críticas que se promocionan en la descripción de la aplicación. Estos datos no se pueden vender, solo se deben transferir, compartir o usar con licencia para ofrecer funciones o servicios críticos de la aplicación, y no se deben usar con otros fines, como mostrar publicidad.

El objetivo de las restricciones anteriores es proteger la privacidad de los usuarios. “Es posible que hagamos excepciones en casos en los que una aplicación no sea el controlador predeterminado, pero cumpla todos los demás requisitos y proporcione de forma clara y transparente una función muy atractiva y no haya ningún método alternativo que ofrezca esta función. Se evaluará el posible impacto de esas funciones en la privacidad y la seguridad de los usuarios”, señalan desde Google.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos