Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Wannacry sigue muy vivo, con cerca de 75.000 nuevas víctimas

  • Endpoint

Wannacry

Año y medio después de su aparición, WannaCry encabeza la lista de ransomware más difundido. Durante el tercer trimestre las soluciones de Kaspersky Lab protegieron a cerca de 260.000 usuarios de ataques de malware de cifrado, un 39% más que el trimestre anterior.

También puedes leer...

DNS Security for Dummies

Diez capas de seguridad para contenedores

20 Casos de uso de CASB

Los riesgos de Blockchain

Diez consejos sobre la gestión de Bots

Según las cifras de Kaspersky Lab, en el tercer trimestre WannaCry ha atacado a 74.621 usuarios únicos en todo el mundo. Estos ataques representaron el 28,7% de todos los usuarios atacados por malware de cifrado en el trimestre. En general, las soluciones de seguridad de Kaspersky Lab protegieron a 259.867 usuarios únicos de ataques de ransomware, mostrando un aumento sustancial del 39% con respecto al segundo trimestre, cuando la cifra fue de 158.921, lo que muestra un crecimiento rápido.

WannaCry todavía se considera una de las mayores epidemias de ransomware de la historia. A pesar de que Windows lanzó un parche para su sistema operativo a fin de cerrar la vulnerabilidad explotada por EternalBlue 2 meses antes del inicio de los ataques, WannaCry afectó a cientos de miles de dispositivos en todo el mundo.

Las consecuencias de la epidemia de WannaCry fueron devastadoras: como las víctimas eran principalmente organizaciones con sistemas en red, el trabajo de empresas, fábricas y hospitales quedó paralizado. A pesar de que este caso demostró los peligros que plantea el malware de cifrado, y de que la mayoría de los PC de todo el mundo se han actualizado para resistir la explotación de EternalBlue, las estadísticas muestran que los delincuentes aún intentan explotar los equipos que no están parcheados y todavía hay muchos de ellos en el mundo.

“El creciente volumen de ataques de WannaCry es otro recordatorio de que las epidemias no terminan tan rápido como se espera, sino que hay consecuencias de larga duración. En el caso del ransomware, los ataques pueden ser tan graves que es necesario tomar medidas preventivas y parchear el dispositivo, en lugar de tener que lidiar con archivos cifrados más tarde", afirma Fedor Sinitsyn, investigador de seguridad de Kaspersky Lab.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos