Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Resurge la amenaza de WannaCry

  • Endpoint

Wannacry

Correos electrónicos de extorsión que amenazan a los destinatarios con una infección de WannaCry si no pagan están llegando a víctimas potenciales de Reino Unido y otros países. En realidad, los correos electrónicos son solo un ejercicio de phishing.

También puedes leer...

Privacidad y protección de datos en aplicaciones móviles

Haciendo frente a la PSD2

Cambios de Paradigma en Seguridad

DMARC, protegiendo el email

Nuevo paradigma en la confianza

La actividad provocó una alerta el viernes desde la unidad de Fraude en Acción de la Ciudad de Londres, que dijo que la policía ya había recibido casi 300 informes en un lapso de solo dos días. Los correos electrónicos recibidos afirmaban que todos los dispositivos de la víctima habían sido pirateados e infectados con el ransomware WannaCry, pero en realidad era mentira.

"Los correos electrónicos de WannaCry están diseñados para causar pánico y engañar haciéndole creer a su víctima que su dispositivo está infectado con el ransomware WannaCry", advierte La unidad de Fraude. "En realidad, los correos electrónicos son solo un ejercicio de phishing". No obstante, el objetivo de los actores que envían los correos electrónicos es que los consumidores caigan en la trampa y acaben realizando el pago en Bitcoin a cambio de "arreglar" la supuesta infección.

La estrategia de los atacantes está teniendo éxito, especialmente en el Reino Unido. Recordemos que el ransomware WannaCry afectó a aproximadamente 200.000 ordenadores de más de 150 países, y uno de los mayores impactos fue en los Servicios Nacionales de Salud en Inglaterra y Escocia, donde los dispositivos de atención médica se paralizaron. Los escáneres de resonancia magnética, los refrigeradores de almacenamiento de sangre y otros equipos médicos se vieron comprometidos hasta el punto de que los pacientes no críticos fueron rechazados de algunas instalaciones con al menos 6.900 citas médicas canceladas.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos