Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 85% de las empresas habilitan el BYOD, y no sólo para empleados

  • Endpoint

movilidad trabajo

El 51% de los encuestados creen que las amenazas móviles han crecido en el último año, pero sólo el 30% confían que tener las defensas adecuadas para luchar contra el malware en dispositivos móviles personales.

También puedes leer...

DNS Security for Dummies

Diez capas de seguridad para contenedores

20 Casos de uso de CASB

Los riesgos de Blockchain

Diez consejos sobre la gestión de Bots

Podría parecer que el famoso BYOD, o Bring Your Own Device, está superado, pero no, aún queda camino por recorrer. Al menos es lo que queda patente en el último informe de Bitglass, su 2018 BYOD Security Report, para el que se ha encuestado a más de 400 responsables de TI.

Entre los primeros datos del estudio, que el 85% de las empresas están adoptando políticas de BYOD, lo que hace que sean una minoría aquellas que no permiten el uso de dispositivos personales para asuntos laborales. Curioso resulta que estas políticas no sólo se limiten a los dispositivos personales de los empleados, sino que partners, clientes o proveedores también puedan acceder a los datos de la empresas desde sus endpoints privados.

De manera más concreta, el 76% de las empresas permiten el BYOD a empleados, un 27% a contratistas, un 25% a partners, un 22% a clientes y un 19% a proveedores.

Y mientras que más de la mitad de los encuestados creen que el volumen de amenazas contra dispositivos móviles se ha incrementado en los últimos doce meses, el estudio de Bitglass sugiere que a la mayoría de las empresas les siguen faltando las herramientas necesarias para asegurar los datos en entornos de BYOD

De hecho, el 51% de los encuestados creen que las amenazas móviles han crecido en el último año, pero sólo el 30% confían que tener las defensas adecuadas para luchar contra el malware en dispositivos móviles personales.

El 30% de las empresas citan la seguridad como el principal inhibidor para la adopción del BYOD. De manera más específica, les preocupa una fuga de datos (61%), acceso no autorizado a datos (53%) y la incapacidad para controlar las cargas y descargas (53%).

Según el estudio solo el 56% de las compañías pueden emplear funcionalidades clave como el borrado remoto de los datos sensibles de los endpoints.

 

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos