Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

18 años de datos eliminados en un ciberataque 'catastrófico'

  • Cloud

Seguridad, ataque, hacker

VFEmail pierde los correos electrónicos de sus clientes tras un ataque que ha formateado los discos duros primarios y de respaldo de una manera "metódica", perdiéndose los datos desde la creación del servicio en 2001.

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

El proveedor de correo electrónico VFEmail ha sufrido lo que ha definido como una “destrucción catastrófica” de todos sus servidores como consecuencia de un ciberataque que ha destruido 18 años de datos.

A través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter el fundador de VFEmail, Rick Romero, reconocía que sí, “@VFEmail is effectively gone”, después de ver cómo alguien formateaba de manera metódica los discos duros del servicio que inició en 2001; “nunca pensé que a nadie le importaría tanto mi trabajo y que querrían destruirlo por completo”, añadía.

A través de mensajes en Twitter y en un comunicado publicado en la home de VFEmail se explica que el ciberataque ha destruido todos los datos, tanto de los sistemas primarios como los de backup, y que se trabaja para la recuperación de los mismos. Aunque los servidores ejecutaban diferentes sistemas operativos y no todos compartían la misma autenticación, el atacante logró acceder a cada uno y reformatearlos de la misma manera.

Explican en KrebsOnSecurity que el ataque se detectó cuando se intentaba formatear un servidor de respaldo alojado en los Países Bajos, pero que para entonces ya se habían formateado todos los discos duros en todos los demás servidores. “No tengo muchas esperanzas de recuperar los datos de [los servidores] de EE. UU.", explicaba Romero en un chat online con este medio.

El atacante no ha dejado ninguna nota de rescate ni parece haber realizado ningún intento de contacto, lo que lleva a la compañía a asegurar que sólo se ha tratado de “atacar y destrozar”.

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos