La Guardia Civil detecta actividades relacionadas con el tráfico online de armas

  • Actualidad

Guardia Civil cibercrimen

La ‘Operación Toro’ ha permitido detectar hasta 300 objetivos con posibles actividades criminales que se investigarán de forma pormenorizada durante los próximos meses.

Agentes de unidades de élite en la investigación de delitos cibernéticos y de unidades de lucha contra el tráfico ilícito de armas de fuego de 22 países participan en la ‘Operación Toro’, un operativo de ciberpatrullaje desarrollado en el Cibersecurity Lab de UNIVERSAE.

Cerca de una treintena de varios países han participado en una actividad operativa enfocada en el tráfico ilícito de armas, municiones y sus componentes principales, que se comercializan a través de internet.

Este ciberpatrullaje, coordinado por la Guardia Civil y que se ha llevado a cabo en el Cibersecurity Lab del Instituto Superior de FP UNIVERSAE en Madrid, ha permitido detectar hasta 300 objetivos con posibles actividades criminales que se investigarán minuciosamente a lo largo de los próximos meses.

La actividad forma parte del marco de la Acción Operativa 3.1 de la plataforma EMPACT de Armas de Fuego, y ha contado con agentes de policía expertos en la investigación online y de tráfico de armas de 22 países, tanto de la Unión Europea como de otros estados como Reino Unido, Estados Unidos (FBI y HSI), Ucrania, Georgia y países de los Balcanes, entre otros.

EUROPOL y la Fiscalía de Criminalidad Informática colaboran en la operación

La comandante de la Guardia Civil Adriana Tostón ha señalado que “España está liderando la lucha contra el tráfico de armas a través de la cooperación policial, pero también con el refuerzo de la colaboración con el sector privado, como ha ocurrido ahora con UNIVERSAE, que nos ha facilitado sus instalaciones donde hemos podido identificar los objetivos que estábamos buscando”.

Por su parte, Mario Ruiz, teniente de la Guardia Civil, ha explicado que tanto EUROPOL como la Fiscalía de Criminalidad Informática colaboran en la operación, al tiempo que asegura que “la Operación Toro se desarrolla con el objeto de realizar investigaciones tanto en la Clearnet como en la Dark Web para la lucha contra la amenaza del tráfico ilícito de armas de fuego online”.

Centro de referencia en ciberseguridad

El Cibersecurity Lab UNIVERSAE es un centro de referencia para profesionales en activo que quieran formarse o ampliar sus conocimientos en ciberseguridad, especializándose a través de una metodología eminentemente práctica que se desenvolverá en entornos realistas.

Esta infraestructura cuenta con tres entornos diferenciados. En primer lugar, destaca su zona de cómputo y criptoanálisis, dotada por un superordenador de craking y desencriptado compuesto por 12 tarjetas gráficas NVIDIA RTX 4090, las más potentes del mercado, con una capacidad capaz de poner a prueba la rotura de contraseñas más férreas. Su gran capacidad se demuestra con una sola de estas tarjetas que permite la realización de 122 millones de operaciones en menos de una hora.

En segundo lugar, destaca su laboratorio de análisis forense digital, un espacio destinado a recolectar, preservar y analizar cualquier tipo de dispositivo electrónico, smartphone, sistemas de almacenamiento, memorias, etc. y de esta forma respaldar cualquier investigación o procedimiento legal. Todo ello, dotado de las herramientas forenses más punteras, como son las UFED de Cellebrite.

Y, por último lugar, destaca su zona de operaciones de hacking, en la que los alumnos pueden practicar y emular cualquier tipo de incidente real, formándose a través de la participación de diferentes roles con los que poder enfrentarse a las tácticas técnicas y procedimientos empleados por el cibercrimen. En este espacio se pueden realizar ejercicios en vivo en el que el equipo atacante (red team) podrá enfrentarse al equipo defensor (blue team) y, de esta forma, poder incidir en las debilidades y fortalezas de los alumnos.

En estas pioneras instalaciones, UNIVERSAE forma a sus alumnos del máster de ciberseguridad, que busca capacitar a los mejores profesionales a nivel internacional respondiendo así a la necesidad de expertos en esta materia ya que, según los datos del INCIBE, en los próximos años, serán necesarios más de 150.000 nuevos profesionales en España del sector de la ciberseguridad.