La Guardia Civil detiene a nueve estafadores que ofrecían en Internet financiación rápida y sin requisitos

  • Actualidad

Guardia Civil - detencion

La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal que habrían estafado más de 500.000 euros, a través de una página web en la que ofrecían financiación rápida y sin requisitos. Hasta el momento, hay 86 personas afectadas y seis entidades financieras perjudicadas.

  Recomendados....

» Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue  Webinar
» Administración Pública Digital: progreso y vanguardia On Demand
» Digitalización y seguridad, motor de innovación del sector financiero  Informe

La Guardia Civil ha desmantelado un grupo de delincuentes dedicado a cometer estafas financieras mediante una página web en la que ofrecían financiado de préstamos rápidos y sin requisitos. En la operación han sido detenidas nueve personas y otras dos están investigadas por estafar más de 500.000 euros.

Durante la operación, se han efectuado 7 registros en la ciudad de Valencia, Liria (Valencia), San Juan (Alicante) y El Campello (Alicante) en la que se ha intervenido documentación, material informático y dinero en efectivo. Además, se han bloqueado 30 cuentas bancarias que utilizaba la organización criminal para efectuar las estafas. 

Según la Guardia Civil, de momento habría 86 víctimas en las provincias de Alicante, Castellón y Valencia y seis entidades financieras perjudicadas. Los autores habían realizado más de 100 financiaciones fraudulentas.

La forma de actuar 
Según el cuerpo de seguridad, los detenidos utilizaban como reclamo una página web en la que ofrecían financiación rápida y sin requisitos. Cuando alguna persona solicitaba efectivo, a través de dicha web e introducía datos básicos como el teléfono, recibía una llamada telefónica en la que se le pedían el resto de datos personales. 

Por medio de un comercio de la localidad de Liria, cuyo propietario encabezaba esta organización criminal, los autores, usurpando la identidad de la víctima, lograban negociar con una entidad bancaria y conseguir el doble o el triple del efectivo solicitado por la víctima. Para conseguir este objetivo, justificaban ante la entidad financiera que la víctima necesitaba una nueva instalación eléctrica o electrodomésticos. 

Las personas estafadas recibían el efectivo que habían pedido, pero poco tiempo después se percataban de que debían muchísimo más dinero del que solicitaron por un servicio o productos que nunca pidieron (obras, muebles, electrodomésticos, etc…). 

A los detenidos se les atribuyen los delitos de pertenencia a grupo criminal, estafa, blanqueo de capitales, falsificación documental y usurpación de estado civil.

La Guardia Civil recuerda, especialmente próximos a fechas tan señaladas, la importancia de no ceder la documentación personal a personas o empresas no contrastadas. Además, recomienda evaluar de forma crítica las páginas webs y su contenido, antes de establecer un vínculo contractual con ellas, especialmente si es una web desconocida, y que se dude, en un principio, de aquello que pudiera parecer demasiado bueno o atractivo.