La seguridad será clave en la transición al modelo de trabajo híbrido, según IDC

  • Actualidad

Usuario PC

El modelo de trabajo híbrido se está asentando en las organizaciones, y la transición que se está produciendo exige políticas de seguridad específicas para minimizar el riesgo de brechas. Esta es una de las diez predicciones de IDC sobre el futuro de los entornos laborales.

  Recomendados....

» Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue  Webinar
» Administración Pública Digital: progreso y vanguardia On Demand
» Digitalización y seguridad, motor de innovación del sector financiero  Informe

El trabajo híbrido, que en su día se pensó que era un algo temporal para permitir a las empresas continuar con sus operaciones comerciales durante la pandemia, se ha convertido en un pilar de nuestro futuro panorama laboral global. Esa es la transición que están llevando a cabo las empresas, si bien, en opinión de sus analistas, el futuro del trabajo está plagado de muchas incógnitas, desde dónde y cómo se hará el trabajo hasta cómo van a impactar las presiones económicas en las oportunidades de trabajo.

En este sentido, la investigación destaca que los retos actuales en materia económica, climática y empresarial exige que los trabajadores formen parte de equipos dinámicos y reconfigurables que puedan adaptarse rápidamente a las necesidades de las organizaciones y a los nuevos requisitos del mercado, en cualquier momento, en cualquier lugar y desde cualquier ubicación física.

A partir de estas reflexiones y con la premisa de que el futuro pasa claramente por modelos de trabajo híbridos, que permitirán mejora en la adquisición de talento, la retención de empleados y la satisfacción del cliente, IDC ha esbozado sus predicciones sobre el futuro del trabajo.

La primera es que el 30% de las organizaciones de la lista G2000, que aglutina a las 2.000 mayores compañías privadas del mundo, adoptarán servicios de videoconferencia inmersiva en el metaverso para impulsar políticas de sostenibilidad y de salud de las plantillas.

En segundo lugar cree que, en 2024, el papel del desarrollador será ubicuo, con más del 60% de las empresas formando y apoyando a los usuarios empresariales para que creen sus propias aplicaciones y procesos automatizados utilizando herramientas de bajo código.

Por otro lado, debido a la escasez de personal cualificado, los directores de TI que inviertan en plataformas de adopción digital y tecnologías de aprendizaje automatizado consegurán un aumento de la productividad del 40% en 2025, lo que permitirá una mayor rapidez en la adquisición de conocimientos especializados.

La cuarta predicción nos traslada de nuevo a 2024, fecha en la que, según IDC, las empresas que hayan desplegado medidas de microvigilancia de los empleados (cámara/teclado) verán una disminución del 20% en la productividad real de los empleados.

También en 2024, a las empresas de la lista G2000 que hayan puesto en marcha modelos de trabajo híbridos reactivos y tácticos les advierta que perderán un 20% de sus ingresos del 20% en 2024 debido al desgaste laboral y al bajo rendimiento de los equipos.

La sexta predicción es que, en 2025, las organizaciones que hayan creado políticas de seguridad híbrida dedicadas y desarrollado una cultura de confianza tendrán tres veces menos probabilidades de sufrir una brecha de seguridad.

Asegura IDC en su séptima predicción que, en 2024, las empresas que ofrezcan a los trabajadores de primera línea un acceso democratizado a la colaboración digital, la automatización de procesos y herramientas similares experimentarán un aumento del 20% en sus ingresos debido a la mejora de la productividad.

También sostiene que la analítica holística e integrada dentro de un ecosistema de espacio de trabajo digital inteligente impulsará un aumento del 70% en los resultados empresariales. Esto lo fecha en 2026.

La penúltima predicción es que, al difuminarse el espacio y el lugar, en 2025 el 65% de las empresas de la listaG2000 considerarán que la presencia online de sus empleados es equiparable a la física.

Finalmente, la firma de análisis señala que, en 2024, el 55% de los equipos directivos de las empresas utilizarán la tecnología de planificación inteligente del espacio y la capacidad para reinventar las ubicaciones de las oficinas para reunirse, colaborar y aprender.