¿Qué hemos aprendido sobre ciberseguridad en 2021?

  • Actualidad

Ciberataque

Los ciberataques contra empresas aumentaron en todo el mundo un 40% a lo largo de este año que está a punto de acabar y una de cada 61 organizaciones sufre ransomware cada semana. Los investigadores de Check Point han hecho repaso de los principales incidentes de los últimos meses en los que ha quedado demostrado que ni las compañías ni las personas son inmunes a un ataque.

Recomendados: 

Caminando hacia Zero Trust, el modelo de seguridad que se impone en la empresa Evento

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Identificación de ataques web Leer

A medida que las organizaciones se embarcan en el camino de la recuperación tras la pandemia, es esencial tener en cuenta la ciberseguridad a la hora de planificar el año que viene. En este sentido, conviene analizar algunos de los principales incidentes cibernéticos y las lecciones aprendidas en 2021 para ayudar a las organizaciones a asegurar y proteger mejor sus negocios, activos y personas frente a posibles amenazas.

Según Check Point, a través de las palabras de su director técnico para España y Portugal, Eusebio Nieva, „este año hemos aprendido mucho de lo que significa la ciberseguridad. Son muchas las empresas que han asumido que los ciberdelincuentes siempre buscan aprovecharse de las organizaciones y los individuos, y que ninguna compañía o persona es inmune a un ataque”.

De su análisis se desprenden estas conclusiones:

- Auge mundial de los documentos de vacunación Covid-19: la demanda mundial de certificados de vacunación falsos se disparó en las últimas semanas. Los investigadores de la compañía constataron que el número de vendedores se multiplicó por 10 de agosto a septiembre de este año. Los ciberdelincuentes están aprovechando estos acontecimientos relacionados con la pandemia para obtener beneficios económicos, ya que estos se vendían por 150 euros en España a través deTelegram.

- Ataques a infraestructuras críticas: en todo el mundo, los ciberdelincuentes aumentaron los ataques contra servicios esenciales y organismos gubernamentales, como el transporte, la educación, etc. Un ejemplo de la magnitud y el peligro de estos delitos son los ciberataques al sistema ferroviario iraní a principios de este año, que provocaron la interrupción de los servicios y dirigieron a los pasajeros a llamar al número de teléfono de la oficina del líder supremo iraní Jamenei. El incidente sirvió de importante llamada de atención para que los Gobiernos de todo el mundo aumentaran de forma proactiva la seguridad de las infraestructuras críticas, ya que el proceso de recuperación es complicado y largo. Hay que asegurarse de contar con un plan eficaz de recuperación de desastres y de que los sistemas están actualizados y aprovechar el software de terceros para protegerse de las amenazas y otros vectores de ataque.

- Ataques de ransomware de triple extorsión: en el informe de mitad de año de la firma se presentaba un nuevo tipo de amenaza: los ataques de triple extorsión, una evolución del delito que ya era tendencia. Por ejemplo, el ransomware REvil, una de las familias más destacadas, responsable de decenas de brechas importantes desde 2019 y, más recientemente, los ciberataques de Kaseya y JBS del 4 de julio a principios de este año.

- Ataques a la cadena de suministro: el aumento de los incidentes cibernéticos ha hecho que las compañías se den cuenta de que sólo son tan fuertes como su eslabón más débil, independientemente de las industrias. Los incidentes en la cadena de suministro despertaron el interés de los investigadores tras el ataque a SolarWinds. Como resultado, nuestros investigadores identificaron fallos de seguridad en Atlassian, una plataforma de software fundada en Australia con más de 180.000 clientes en todo el mundo. Los equipos de trabajo distribuidos y las tecnologías remotas han exacerbado la tendencia de los ataques a la cadena de suministro, sin embargo es imperativo asegurar que estas tecnologías tengan las mejores defensas contra el robo de datos.

- El reto de asegurar el lugar de trabajo híbrido: uno de los principales retos a los que se enfrentan las empresas, en un entorno de trabajo híbrido, es la intensidad de los ciberataques más que la exposición a nuevas vulnerabilidades. Los ciberdelincuentes son plenamente conscientes del tiempo que las compañías pueden tardar en identificar y remediar; los parches para las vulnerabilidades pueden requerir días, semanas e incluso meses si las organizaciones no cuentan con las políticas y la infraestructura de seguridad adecuadas. La conclusión es que el trabajo híbrido es ahora una parte muy importante de nuestra vida cotidiana, y los profesionales de TI y los empleados tienen que dar un paso adelante para garantizar la seguridad de cada endpoint.

Según Nieva, para adelantarse a las amenazas, las organizaciones deben adoptar un enfoque proactivo de la ciberseguridad porque “una superficie o endpoints desprotegidos es un punto débil, que puede dar lugar a ciberataques y amenazas”.