El gasto en conformidad normativa se estanca mientras que los riesgos aumentan

  • Actualidad

seguridad ciberriesgo hacker

Al igual que ha ocurrido en otras áreas corporativas, la pandemia también se ha dejado sentir en el gasto de los departamentos de Legal y Cumplimiento normativo, según ha constatado un informe de Gartner. Aunque han manejado menores presupuestos, el trabajo de los equipos ha aumentado al crecer los riesgos, entre ellos los relacionados con el modelo de trabajo en remoto.

Recomendados: 

Protección avanzada de datos y continuidad de negocio con Nutanix y Veeam Webinar 

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar

Tras varios años de rápido crecimiento de los presupuestos manejados por los equipos de Legal y Conformidad Normativa, en 2020 se ha producido un estancamiento vinculado a los efectos de la pandemia, según Gartner. Se ha pasado de un periodo de dos años en el que el gasto total en esta área crecía en las organizaciones por cada mil empleados un 42%, pasando de los 114.000 dólares a los 162.000, y en 2020 esa cifra se ha mantenido igual.

Sin embargo, los datos de la consultora, a los que llega tras realizar un estudio entre 117 compañías, confirman que los equipos de esta área tienen más carga de trabajo debido a que han tenido que monitorizar una gran cantidad de riesgos. Ocupan las primeras posiciones los que tienen que ver con la cultura de las organizaciones en materia de cumplimiento (62%), la salud y el bienestar de los empleados (60%), la privacidad de los datos (58%) o la ciberseguridad (53%), y les siguen, de lejos, otros como el fraude (36%), riesgos vinculados a terceras empresas (32%), temas de anticorrupción (29%) o de conflictos de intereses (27%).

Por otro lado, los equipos de trabajo cuentan ahora con menos personal que hace unos años, ya que han pasado de tener una media de 12 profesionales a tiempo completo en 2017 a solo 10.

Según Brian Lee, vicepresidente de esta práctica en Gartner, esto se debe a que parte del gasto destinado a personal ha pasado a dedicarse a tecnología y al pago de expertos externos, y a partidas para proveedores de formación y comunicación. De hecho, aunque las compañías pensaban que su gasto de personal aumentaría un 1,6% entre 2019 y 2020, los planes eran aumentar un 30% el destinado a expertos y servicios externos, un 15% a tecnología y un 13% a proveedores que les ayudasen en formación y comunicación.

Esta tendencia podría consolidarse ya que, de acuerdo con Gartner, los responsables de este departamento van a tener que buscar formas más escalables de manejar una carga de trabajo cada vez mayor, en línea con el aumento de los riesgos, y la respuesta no puede ser simplemente aumentar la plantilla. 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos