Siete consejos para aumentar la seguridad en la vida digital

  • Actualidad

seguridad usuario formacion

Internet nos hace la vida más fácil y forma parte de nuestra cotidianeidad, pero esto no significa que no entrañe riesgos relacionados con la privacidad y la seguridad, de los que hay que ser conscientes. Repasamos, de la mano de Kaspersky, las claves para tomar el control de los datos personales en la Red.

Recomendados: 

2021, ¿el año de la ciberdefensa? Webinar

Por qué adoptar una infraestructura inteligente en la atención médica Leer 

Disfrutar de las ventajas de Internet, sí, pero con seguridad y garantizando que nuestros datos están protegidos. Este es el mensaje de los especialistas de Kaspersky, que quieren educar sobre necesidad de que los usuarios protejan su información personal en su vida digital.

La firma cree que la concienciación en materia de seguridad es, a menudo, “escasa”, según las conclusiones que extrae de sus estudios. Por ejemplo, solo un tercio de los millennials españoles, una generación que pasa más de siete horas al día en Internet. cree que debería reforzar sus conocimientos de seguridad, y un 41% cree que es demasiado aburrido para ser víctima de un ciberdelito.

Esta desatención podría resultar un gran error, teniendo en cuenta el bajo precio de la compra de datos sensibles en la dark web, donde el precio de los historiales médicos oscilan entre 1 y 30 dólares, y los pasaportes escaneados, entre 6 y 15 dólares.

Otro peligro es el conocido como doxing, que consiste en desanonimizar públicamente a una persona en Internet, publicando sus datos personales sin su consentimiento, lo que atenta contra su privacidad y puede tener graves consecuencias.

La firma de seguridad subraya que “para manejar nuestra privacidad online y tomar el control de lo que está disponible sobre nosotros es importante seguir dos principios fundamentales: tener presente lo que saben y eliminar lo que sea posible”.

Los consejos del especialista
-- Búscate a ti mismo en Google. Saber qué información está disponible sobre ti públicamente ayudará a entender lo que puede ser utilizado en tu contra. Si tu nombre no es popular, puedes suscribirte a las notificaciones de Google para saber si aparece algo sobre ti en algún lugar de la web.

-- Prueba los motores de búsqueda de personas. Estos permiten comprobar los antecedentes de las personas utilizando datos abiertos de la web o registros gubernamentales. La publicación de este tipo de información online puede ser ilegal dependiendo del país, por lo que la disponibilidad de estos sitios web difiere.

-- Revisa las publicaciones propias en redes sociales. Comprueba si hay geoetiquetas de lugares en los que estás con frecuencia, como tu casa u oficina, o fotos que puedan revelar tu ubicación. Revisa también la configuración de privacidad y utiliza la opción de ocultar las publicaciones más antiguas, que pueden contener información sensible, por ejemplo, los nombres de familiares.

-- Emplea soluciones que impidan que las aplicaciones rastreen tus dispositivos de manera injustificada.

-- Si crees que la información sobre ti en Internet puede ser utilizada en tu contra, intenta eliminarla. En el caso de las redes sociales, suele ser relativamente fácil: borrando las publicaciones con datos privados o haciendo privado el perfil.

-- Recuerda que, además de las redes sociales propiamente dichas, hay muchas otras aplicaciones que tienen un componente social y que pueden revelar información sobre ti, desde los idiomas que aprendes hasta tu nivel de actividad sexual. Presta especial atención a las apps que registran algún tipo de dato geográfico, como las aplicaciones de seguimiento de la actividad física. Comprueba que tu cuenta en este tipo de apps es privada.

-- Repasa qué servicios has utilizado, como las tiendas online, las distintas aplicaciones de redes sociales, las aplicaciones de check-in, etc. Si ya no los utilizas o no te gustaría que esa información apareciera en ningún sitio, solicita la eliminación de tus datos a estas organizaciones. Si no, comprueba si el sitio web tiene un formulario de reclamación o de eliminación de información y utilízalo. Si no es así, intenta contactar con los administradores directamente. Si tu jurisdicción tiene leyes estrictas sobre privacidad de datos, como GDPR o el CCPA, es más fácil que un servicio simplemente elimine tus datos antes de enfrentarse a un regulador y a la amenaza de enormes multas.

-- Si es imposible eliminar cierta información directamente de la fuente, puedes pedir al motor de búsqueda que elimine de los resultados de búsqueda los enlaces a sitios web que contengan tus datos privados, ejerciendo el llamado derecho al olvido. La posibilidad de hacerlo dependerá del motor de búsqueda y de la jurisdicción aplicable.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos