La línea 017 de INCIBE atiende más de 47.000 consultas en su primer año

  • Actualidad

incibe ayuda

Desde que convirtió su línea 900 de ayuda en 017 hace ahora un año, el servicio gratuito de INCIBE ha atendido más de 47.000 consultas. En el ámbito de los ciudadanos, preocupan temas relacionados con la privacidad y reputación en Internet y redes sociales o las estafas y fraudes online y, desde el punto de vista empresarial, han primado las consultas sobre extorsiones a través del correo electrónico, que representaron el 17,4% de las consultas.

Recomendados: 

Crowdstrike Falcon Complete, detección y respuesta gestionada Leer

Threat Hunting Report 2020: así son las campañas de intrusiones hoy en día Leer 

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) ha atendido 47.503 consultas a través del 017, el número corto de la Línea de Ayuda en Ciberseguridad que sustituyó al 900 en febrero de 2020. Según informa el organismo, 39.206 de esas consultas se han realizado por teléfono y 8.297 mediante correo electrónico a través del formulario web, los dos canales de los que disponen los usuarios para contactar con este servicio, gratuito y confidencial, en horario de 9 de la mañana a 9 de la noche cualquier día del año.

El INCIBE destaca que tres de cada diez consultas por parte de los menores y su entorno estuvieron relacionadas con la privacidad y reputación en las redes sociales e Internet. A continuación, con un 18%, destacaron las dudas sobre la protección de los dispositivos, y los contenidos perjudiciales para su desarrollo personal que circulan por la Red, que representaron un 10% de las llamadas o mensajes. Completan el ranking de las 10 temáticas principales los fraudes online, el ciberacoso, el sexting, el uso excesivo de las tecnologías, la mediación parental, el grooming y otras.

Por otro lado, el asunto que más preocupa a los ciudadanos es la estafa mediante un falso soporte técnico, que se refleja en el 15,2% de las consultas atendidas; pero seguido muy de cerca por los fraudes online relacionados con el phishing, con un 14,8% y los incidentes ocasionados por una suplantación de identidad, con un 14,6%. Otras cuestiones sobre las que surgen dudas son la sextorsión, los fraudes online, la intrusión o hackeo de dispositivos o cuentas; los engaños sobre falsas herencias y donaciones, y la protección de dispositivos para mantener a salvo la información personal.

Entre las cuestiones que preocupan a las empresas, el 17,4% de las consultas hacen referencia a la extorsión a través del correo electrónico. También destacan, de acuerdo con INCIBE, la concienciación de los empleados sobre ciberseguridad, con un 15,5%, y los incidentes de seguridad de tipo ransomware, con casi un 11%. Completan la lista de los temas más recurrentes: los correos fraudulentos, tanto recibidos como enviados; el phishing o suplantación de identidad de la web o redes sociales corporativas; las llamadas fraudulentas o de extorsión; el malware, y las herramientas de ciberseguridad.

Perfil del usuario atendido
Más de la mitad de las consultas procedentes de los menores y su entorno, concretamente un 58%, las realizan las familias, seguidas de los educadores, con un 13%, y los adolescentes de 12 a 18 años, con un 12%. El resto de dudas proceden de profesionales del ámbito del menor, jóvenes de 18 a 24 años y otros colectivos.

En el caso de los ciudadanos, nueve de cada diez personas que recurren al 017 son adultos de entre 25 y 65 años. El 9% restante se reparte entre los mayores de 65 años, los jóvenes de 18 a 24 años y otros colectivos.

Finalmente, un 45% de las consultas que efectúan las empresas proceden del sector de los servicios profesionales, seguido en menor medida por el comercio minorista (14%), la industria (6%) y la educación (6%). Otros sectores con preocupaciones sobre ciberseguridad son la Administración, el ocio, las asociaciones, la salud, el comercio mayorista, las empresas de seguridad, la logística y la construcción.

En general, el servicio ha experimentado una notable evolución, coincidiendo su primer año con la pandemia causada por el COVID-19. “Esta situación excepcional ha motivado que se viera incrementado el volumen de consultas en torno a temas recurrentes con el coronavirus como pretexto: suplantaciones de identidad a diferentes compañías, extorsión sexual o recopilación ilegítima de datos, entre otros”, señala el organismo.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos