Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Así es FortiGate 1800F, el último firewall para centros de datos de Fortinet

  • Actualidad

FortiSPU

El nuevo firewall de Fortinet viene equipado por NP7, la última versión del procesador de red de la firma para cubrir las elevadas demandas de los centros de datos en segmentación interna de red, seguridad y gestión de riesgos para sus datos y aplicaciones.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

El modelo FortiGate 1800F viene a completar la gama de firewalls de Fortinet para entornos críticos como pueden ser los centros de datos. Este cortafuegos, que viene equipado con el nuevo procesador de red de la compañía, está diseñado para garantizar la seguridad, mediante la segmentación interna de la red, capacidades de escala, un elevado rendimiento, capacidades de detección, etc.

Según explica Fortinet, muchas arquitecturas de centros de datos se han construido sobre una infraestructura de routing y switching de alto rendimiento sin integrar la seguridad y, para facilitar la flexibilidad y la agilidad en estos entornos, las redes se han ido haciendo progresivamente más planas y abiertas, lo que significa que la implementación de la seguridad dentro de la red interna es, en la mayoría de los casos, básica y limitada a las LAN virtuales y a las listas de acceso de capa 4. Como resultado, en caso de una violación de la seguridad, una vez fuera del perímetro de seguridad, los cibercriminales pueden desplazarse fácilmente y acceder libremente a las credenciales, los recursos y los datos.

Para resolverlo, muchos han recurrido a la segmentación interna para recuperar el control y aumentar la visibilidad y la ciberseguridad, pero esto requiere que el rendimiento en seguridad siga el ritmo del que se le exige al resto de la infraestructura. Es aquí donde Fortinet dice que marca la diferencia, ya que sus dispositivos no están construidos sobre CPU y hardware estándar, sino sobre su procesador NP7, “diseñado para permitir a las grandes empresas manejar niveles sin precedentes de demandas de datos y aplicaciones. NP7 ofrece a las grandes organizaciones la capacidad de segmentar y lanzar servicios, gestionar los riesgos internos y externos, y preservar la experiencia del usuario”, explica.

Casos de uso
El nuevo firewall, además de segmentar la red para gestionar los riesgos, permite acelerar los despliegues en la nube al ofrecer seguridad de computación para el cifrado IPsec; eliminar los puntos ciegos mediante inspección SSL y soporte para TLS 1.3 o asegurar las arquitecturas híbridas.

Por otro lado, las organizaciones suelen hacer una transición de sus investigaciones a simulaciones de inteligencia artificial y machine learning para permitir un descubrimiento más rápido de sus objetivos. Estas simulaciones requieren la transferencia de enormes conjuntos de datos (por ejemplo, archivos de 1 TB), llamados “elephant flows”, que los centros de datos de hoy en día luchan por transferir de forma segura, lo que hace que la investigación y la colaboración se vean obstaculizadas. “Las capacidades de rendimiento de FortiGate 1800F permiten a las organizaciones de investigación realizar grandes análisis de datos y procesamiento de lenguaje natural a velocidades sin precedentes donde un solo elephant flow puede alcanzar hasta 40Gbps. Además, estos flujos están asegurados con cifrado de alto rendimiento para garantizar la privacidad y el cumplimiento”, explica la firma.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos