Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tres detenidos por estafar más de diez millones de euros con fraude de CEO

  • Actualidad

Guardia Civil

La ciberestafa ha afectado a 12 empresas con sede en diez países. Los atacantes suplantaban la identidad de los directivos de estas empresas, haciéndose con el control de sus cuentas de correo electrónico, desde las que enviaban emails con facturas con el membrete de las empresas.

La Guardia Civil ha detenido a tres personas e investiga a una cuarta por haber estafado a 12 empresas extranjeras utilizando el método de “fraude de CEO” o “estafa BEC”. Las empresas víctimas de este ciberdelito tienen sede en Bélgica, Venezuela, Bulgaria, Noruega, Estados Unidos, Alemania, Luxemburgo, Portugal, Chile y Reino Unido, y la cantidad total estafada asciende a los 10.700.000 euros.

Los atacantes suplantaban la identidad de los directivos de estas empresas, haciéndose con el control de sus cuentas de correo electrónico, y posteriormente solicitaban falsas transferencias a los bancos con los que estas empresas suelen trabajar. Para dar más credibilidad, los ciberestafadores adjuntaban a los correos facturas pro-forma donde figuraba el membrete de las empresas que expedían.

Para blanquear el dinero, la organización había creado un complejo entramado financiero de empresas y cuentas bancarias. Los investigadores han llegado a identificar un total de 83 sociedades y 185 cuentas bancarias relacionadas con esta estafa. Con el objetivo de no ser detectado, el curso del dinero estafado sufría un movimiento continuo entre estas cuentas. Hasta el momento, la Guardia Civil ha podido recuperar 1.290.000 euros, repartidos en 16 cuentas de la banda que ya han sido bloqueadas. La organización también blanqueada los beneficios de manera directa a través de la compra de inmuebles.

Los autores de estos delitos son vecinos de Sevilla, Cuenca, Tarragona y Albacete, y ya han pasado a disposición judicial. Se enfrentan a los delitos de pertenencia a organización criminal, estafa continuada, blanqueo de capitales, descubrimiento y revelación de secretos, falsedad documental y usurpación de estado civil.

La operación Lavanco se inició en 2016 en Sarria (Lugo). Dirigida desde la Comandancia de Lugo, ha contado con la colaboración de Europol e Interpol, así como la de varios cuerpos policiales extranjeros como el FBI o la BKA alemana.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos