Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Así prepara la UE en ciberseguridad de cara a las elecciones europeas

  • Actualidad

Elecciones europeas

Los Estados de la Unión Europea han probado su nivel de preparación en ciberseguridad para afrontar con garantías las próximas elecciones del 26 de mayo. Parlamento, Comisión, la Agencia de Ciberseguridad comunitaria y los diferentes países se han unido para revisar sus planes de crisis y de respuesta ante incidentes que afecten a los comicios.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Los cibertaques son una amenaza reciente pero “muy real para la estabilidad de la Unión Europea y sus Estados miembros”, según Rainer Wieland, vicepresidente del Parlamento Europeo, al poner en contexto este ejercicio que se realizó el pasado 5 de abril, y cuyo objetivo fue comprobar la efectividad de las planes de crisis y las prácticas de respuesta, así como identificar las formas de prevenir, detectar y mitigar los incidentes de ciberseguridad que podrían afectar a la próxima cita electoral.

Más de 80 representantes de los diferentes países, junto con observadores del Parlamento Europeo, la Comisión y ENISA, participaron en esta prueba, cuyo nombre en código era EU ELEx19, para comprobar la capacidad europea de proteger la integridad de los comicios, y poder responder ante un potencial incidente.

En un comunicado emitido por el Parlamento Europeo, el ejercicio permitió conseguir una visión de la resiliencia de los sistemas electorales en todos los países en términos de políticas adoptadas, capacidades y habilidades, así como para mejorar la cooperación entre las autoridades relevantes a nivel nacional  como, por ejemplo, las juntas electorales locales y los organismos de ciberseguridad como los denominados equipos de respuesta a incidentes de seguridad informática (CSIRT), las autoridades de protección de datos y las agencias que luchan contra la desinformación o los ciberdelitos.

La prueba ha servido también para ver la capacidad que tienen los países para valorar los riesgos relacionados con la ciberseguridad de los comicios, localizar rápidamente las incidencias  y su capacidad para coordinar las acciones de comunicación.

Además, se han revisado los planes de gestión de crisis y se ha intentado fortalecer las relaciones entre los diferentes grupos que tienen que cooperar en la protección de todo el procesos para mejorar la colaboración entre los diferentes agentes y la capacidad de respuesta.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos