Nuevo programa de trabajo del Comité Europeo de Protección de Datos para 2021 y 2022

  • Normativa

GDPR normativa

El organismo europeo que vela por el cumplimiento de las normas de protección de datos en toda la Unión Europea ha aprobado en su última sesión plenaria su plan de trabajo para los años 2021 y 2022. Resumimos los grandes trazos del nuevo programa.

Recomendados: 

Protección avanzada de datos y continuidad de negocio con Nutanix y Veeam Webinar 

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar

El Comité Europeo de Protección de Datos acaba de aprobar su nuevo plan de trabajo bianual para 2021 y 2022, que se basa en acciones que el organismo considera prioritarias dentro de su estrategia para el periodo 2021-2023.

Así, el programa establece acciones para avanzar en la armonización y el cumplimiento de las normas de protección de datos. En este sentido, tratará de seguir facilitando directrices prácticas, fáciles de entender y accesibles, además de desarrollar y promover herramientas que ayuden a poner en práctica la protección de datos.

El segundo pilar es dar soporte a la ejecución efectiva y la cooperación entre las distintas autoridades de protección de datos nacionales para que se cumpla la normativa. En este punto el Comité hará especial hincapié en fomentar y facilitar el uso de toda la gama de herramientas de cooperación para reducir las lagunas o diferencias entre los procedimientos nacionales de ejecución, y en evaluar de manera continua su eficacia, así como en implementar un marco de control de la ejecución coordinado. Además, quiere establecer un grupo de expertos de apoyo partiendo de un proyecto piloto, con el fin de facilitar apoyo material para las investigaciones y las medidas de ejecución de gran interés común y mejorar la cooperación y la solidaridad entre todas las autoridades de control.

El supervisor también quiere seguir impulsando un seguimiento continuo de las tecnologías emergentes y de su posible impacto en los derechos fundamentales y la vida de las personas. En este apartado también considera clave reforzar la protección de datos desde el diseño y por defecto y la responsabilidad, facilitando directrices claras, e intensificar el compromiso y la cooperación con otros responsables de la regulación, como los organismos nacionales de competencia y protección del consumidor, para garantizar la coherencia normativa.

El último eje es el que se refiere a la colaboración con el resto del mundo en el establecimiento de unas normas exigentes a escala global para las transferencias internacionales de datos a terceros países.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos